Incorporar la bioética en la formación de los profesionales sanitarios, clave para una mejor medicina de futuro

27/05/2016

  • Dentro del ámbito de la bioética existen diferentes aspectos a mejorar, como conseguir una medicina participativa u optimizar el proceso de elección de la cartera de servicios sanitarios, según señalan los expertos
  • El diagnóstico genético para detectar posibles enfermedades puede llegar a diferenciar entre una medicina de ricos y pobres, debido a su alto coste, además del peligro de evolucionar hacia la `medicina cosmética´
  • La telemedicina cuenta con ventajas importantes como llegar con ella a zonas alejadas, pero también plantea problemas éticos como la pérdida de intimidad de los pacientes
  • El desgaste profesional de los profesionales sanitarios es uno de los problemas a tratar en el campo de la bioética
  • La Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) y el Instituto de Ética Clínica Francisco Vallés –Universidad Europea son los principales organizadores de la III Jornada de Grupos de Trabajo de Bioética, además de varias sociedades científicas que respaldan la iniciativa

 

Madrid, 27 de mayo de 2016. La bioética es uno de los aspectos más desconocidos de la Medicina pero no por ello menos importante. Cada vez son más los conflictos éticos que se plantean en situaciones diarias de la práctica clínica. Con el objetivo de ahondar en este tema, tiene lugar en Madrid la III Jornada de Grupos de Trabajo de Bioética, organizada por la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) y el Instituto de Ética Clínica Francisco Vallés-Universidad Europea que, además, cuenta con la colaboración de varias sociedades científicas que respaldan la iniciativa.

“El papel de las sociedades científicas debe ser cada vez más activo en los problemas éticos de los profesionales; no sirve con conocer los fármacos y técnicas más actuales, sino que hay que acercarse a las dudas y conflictos del profesional e intentar mejorar la profesión desde ámbitos que son claves para los pacientes”, indica el doctor Benjamín Herreros, coordinador del Grupo de Trabajo de Bioética y Profesionalismo de la SEMI.

En este sentido, la incorporación de la bioética a la formación y a las pruebas de los profesionales sanitarios es clave para una mejor medicina de futuro. “Un buen médico es aquel que técnicamente está al día y que además sabe incorporar los valores en su práctica clínica, y por ello es tan importante la educación y formación en este ámbito”, considera el experto. Pero, además, existen muchos otros aspectos a mejorar dentro de este campo, como conseguir una medicina participativa u optimizar el proceso de elección de la cartera de servicios sanitarios.

Así, las jornadas de este año se centran en los conflictos y acontecimientos que han ocurrido en el campo de la bioética en los últimos meses, concentrándose en cuatro aspectos principales: fraude científico, ética y genética, desgaste de los profesionales y los problemas que conllevan las nuevas tecnologías en la práctica clínica.

La primera de las mesas, bajo el título “¿Hasta dónde llega el fraude científico?” cuenta con la presencia de expertos de la SEMI, la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC) y la Asociación Española de Pediatría (AEP), donde se debate sobre la responsabilidad de la industria y del profesional clínico en estos fraudes, además de la importancia de las sociedades científicas en este ámbito, entre otras cuestiones.

Otros de los temas a tratar se centran en “Ética y genética”, cuya mesa cuenta con representantes de la SEMI, la Sociedad Española de Patología Digestiva (SEPD) y la Sociedad Española de Fertilidad (SEF). En ella se aborda la cuestión de la medicina personalizada que está basada en dianas genéticas y en personalizar el tratamiento y las pruebas en función de la genética del paciente. “El problema puede surgir de que se trata de un procedimiento caro y, por ello, puede acabar diferenciando entre una medicina de ricos y pobres”, comenta el experto.  

Dentro de esta “medicina personalizada” se encuentra el diagnóstico genético preimplantacional, que selecciona embriones libres de enfermedad para implantarlos en la madre. “Ello ha evolucionado a la `medicina cosmética´ que lleva a seleccionar los embriones por sus rasgos físicos o cualidades intelectuales, dando como resultados los `bebés a la carta´”, afirma el doctor.

También se enmarca dentro de este apartado el diagnóstico genético prenatal que se realiza cuando el feto está en desarrollo para detectar posibles patologías. “Los padres son los que deben decidir sobre si continuar o no con el embarazo en caso de que se descubra alguna patología, y la discusión ética desde el punto de vista médico es muy amplia”, asegura el doctor.

Nuevas tecnologías y terapias

Por su parte, las nuevas tecnologías son un avance importante en el ámbito médico, pero también cuentan con limitaciones y problemas derivados de su aplicación. De ello trata otra de las mesas de las jornadas “Nuevas tecnologías y terapias: ¿progreso o tecnocracia?”, que cuenta con la participación de expertos de la SEMI, la GEPAC y el Instituto de Ética Clínica Francisco Vallés – Universidad Europea. La telemedicina ocupa parte de esta mesa, donde se abordan las ventajas e inconvenientes de la misma. “Sin duda, permite mejorías importantes como la posibilidad de llegar a países poco desarrollados o zonas rurales apartadas, pero también plantea problemas relacionados con la intimidad y confidencialidad de los pacientes”, declara el especialista.

Desgaste profesional

Cada vez más, la presión que tienen los profesionales sanitarios hace mella en su trabajo diario, causando por ello un gran desgaste profesional. La falta de incentivos o de un proyecto de futuro interesante, las malas condiciones laborales o la presión profesional son algunos de los aspectos que desembocan en este problema. “La solución en estos casos pasa por una mejora del sistema más que de la propia psicología del profesional”, incide el doctor. Con el objetivo de aportar posibles nuevas soluciones y debatir sobre ello, este tema se trata en la mesa “Desgaste profesional”, que cuenta con expertos del Instituto de Ética Clínica Francisco Vallés – Universidad Europea y la Sociedad Española de Cuidados Paliativos (SECPAL), entre otros.

II Premio para Residentes Francisco Vallés al Mejor Caso en Bioética Clínica

Con motivo de las jornadas, también tiene lugar la entrega del II Premio para Residentes Francisco Vallés al Mejor Caso en Bioética Clínica entre todos los trabajos y casos presentados. Los residentes que optan al concurso podrán obtener un primer premio y dos accésit. En la parte final que transcurre en las jornadas, se seleccionan los tres mejores casos, que son debatidos por los tres residentes ante cinco especialistas en bioética. “Con este galardón se pretende incentivar el interés de los residentes por la bioética, ya que la mayor parte de las dudas serias que tienen son en torno a aspectos éticos, no técnicos”, concluye el doctor.

Para más información: Berbés Asociados:

María Gallardo / Isabel Torres - 91 563 23 00

mariagallardo@berbes.com/isabeltorres@berbes.com

Copyright © 2015 Berbés Asociados / Todos los derechos reservados.

Compartir en facebook Compartir en twitter