Caminar y trabajar

13/02/2013

Es sabido por todos que hacer ejercicio es bueno, mejora la salud, la forma física y el estado anímico. Hay mucha gente que disfruta haciendo deporte, también hay cantidad de personas que tienen fuerza de voluntad y hacen ejercicio porque saben que es necesario, pero también hay otros que no se mueven en todo el día.
Los trabajos son cada vez más sedentarios y requieren pasar gran parte del día en la misma postura. A los típicos dolores de espalda hay que añadirle el sedentarismo, la obesidad, algunas enfermedades cardiovasculares, el colesterol alto o el simple mal humor. "La evidencia indica, de manera abrumadora, que sentarnos de forma prolongada está acortando nuestro tiempo y calidad de vida", comenta a la BBC el doctor James Levine, director de soluciones de obesidad de la Clínica Mayo y la Universidad Estatal de Arizona.
office-1
La solución está más cerca de lo que creemos. Varias compañías están diseñando escritorios con una cinta de caminar en la base. El objetivo principal de este nuevo invento es poder compaginar la actividad física con el trabajo. Dichos aparatos están ideados para ejercitarte de una manera relajada pero continua, mientras realizas tus tareas típicas de escritorio: contestar a los correos electrónicos o hablar por teléfono.
La velocidad a la que se camina es relativamente baja, no más de 6,5km/h, aunque los que ya la han probado prefieren, tal y como dice la cadena británica, ir más despacio entre, 1,6 y 3,2 km/h. Así, se consigue quemar alrededor de 100 calorías por cada 1,6 kilómetros andados. Algunas empresas como Google, Microsoft o Evernote, famosas por la originalidad y buen trato que tienen para con sus trabajadores, ya han incorporado en sus despachos algunas de  estas caminadoras-escritorios.

cinta escritorio

La meta es poder encontrar un balance entre el beneficio físico y la productividad laboral. Teresa Barnes, de Memphis, aseguro a la BBC, que recorre de 48 a 68 kilómetros a la semana en su caminadora-escritorio. "Realmente se realizan varias tareas a la vez", dice. "Cada vez que camino siento que me estoy haciendo un regalo".
El desarrollador de software, Brian Slick, ha utilizado una de estas caminadora-escritorio durante más de un año y ha escrito un blog contando su experiencia. "No soy bueno yendo al gimnasio de manera regular. Necesitaba encontrar una forma de hacer ejercicio mientras trabajo, de manera de que no necesite apartar tiempo exclusivo para ello". Este inventor, afirma que camina hasta cinco horas al día y que ha adelgazado 16 kilos.
El objetivo inmediato no debería ser perder los kilos que nos sobran, sino permanecer activos y no quedarse pegado, todo el día, a la silla. Está claro que no es la panacea, pero de momento, parece una solución sencilla y práctica.

Copyright © 2015 Berbés Asociados / Todos los derechos reservados.

Compartir en facebook Compartir en twitter