¿Con qué me quedo de los Oscar…?

01/03/2011

Ya se ha celebrado la 83º edición de los Oscar y según hemos podido leer en muchas de las críticas periodísticas, parece que ha sido una ceremonia aburrida y sin sorpresas.
Lo de aburrida no lo puedo corroborar porque no me pasé la noche despierta, pegada a la televisión, pero lo de “sin sorpresas” es claro, puesto que las ‘quinielas’ que se barajaban en los medios de comunicación se han cumplido sin apenas excepciones.
Ceremonias aparte, sí me gustaría destacar dos de las películas triunfadoras de esta edición y que, desde mi punto de vista, representan dos momentos distanciados en el tiempo, pero que exponen cómo influyen dos fenómenos sociales que han marcado la historia. Estoy hablando de El discurso del rey y La red social.
En la primera, el rey Jorge VI de Inglaterra (interpretado por un brillante Colin  Firth), dedica todas sus fuerzas a superar una tartamudez que arrastra desde su infancia y que se empeña en corregir cuando se materializa su subida al trono. La importancia que está adquiriendo la radio y los discursos que los grandes dirigentes del momento realizan a través de las ondas, marcará el futuro del nuevo rey.
Por su parte, el origen de un fenómeno de masas como es Facebook, que está revolucionando la situación actual de la comunicación, a todos los niveles, se refleja a la perfección en La red social, otra de las películas del año.
Dos grandes historias, dos grandes películas…
A. C.

Copyright © 2015 Berbés Asociados / Todos los derechos reservados.

Compartir en facebook Compartir en twitter