El 80% de los recursos dedicados a la salud en Cataluña se utilizan en la atención de los pacientes crónicos

11/04/2013

 Sin título

  • Se estima que en Cataluña hay 440.000 pacientes crónicos en situación de complejidad, la mayoría de edad avanzada
  • El Programa de prevención y atención a la cronicidad promueve la integración de los servicios sanitarios y sociales. Una estrategia que va más allá de la simple coordinación de servicios
  • Dentro de 40 años se prevé que el 12% de la población catalana tenga más de 80 años
Barcelona, 11 de abril de 2013.- El 80% de los recursos dedicados a salud en Cataluña se utilizan en la atención a los pacientes crónicos, que suponen casi el 20% de la población. Sin embargo, no siempre estas personas reciben la atención que merecen a pesar de los recursos invertidos. Pero el conocimiento del sistema permite afirmar que con una modelo asistencial de base territorial y un abordaje colaborativo entre profesionales y ámbitos, la atención a estas personas puede mejorar substancialmente y al mismo tiempo ser más eficiente para el sistema y más satisfactoria para ellos.
Esta situación no ha pasado inadvertida para el Departament de Salut de la Generalitat y por ello promueve un nuevo modelo asistencial capaz de mejorar la atención a estos enfermos que se ha plasmado en una de las líneas estratégicas del Plan de Salud 2011-2015 del Gobierno catalán. “Todo ello con el objetivo de garantizar un sistema sanitario de calidad y económicamente viable que resuelva la problemática del paciente crónico, dada su complejidad y peso específico en la demanda de atención sanitaria”, señala el doctor Albert Ledesma, presidente del Comité Organizador del V Congreso Nacional de Atención Sanitaria al Paciente Crónico que se celebra estos días en la ciudad condal, organizado por la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI), la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC) y el Departament de Salut de la Generalitat de Catalunya.
El envejecimiento de la población es una de las principales causas del aumento de las enfermedades crónicas. Dentro de 40 años se prevé que más del 12% de la población catalana tenga más de 80 años. Pero actualmente en Cataluña hay unos 440.000 enfermos crónicos en situación de complejidad, personas en las que mantener su estado de salud estable es complejo y requiere de un abordaje integrado e integral. “Situación de la que ya éramos conscientes hace años. El problema es que la atención a estos pacientes la hemos hecho siempre pero de manera fragmentada y poco colaborativa entre diferentes ámbitos asistenciales”, aclara el Sr. Joan Carles Contel, presidente del Comité Científico del Congreso y miembro del Programa de Prevención y Atención a la Cronicidad de esta Comunidad.
Por su parte, el doctor Albert Ledesma, como director del Programa, subraya que “dada la actual situación de crisis y recortes que vivimos era imprescindible reorientar nuestro sistema sanitario y este cambio debía de generarse, tal y como se ha hecho, desde una visión compartida por todos los agentes implicados y con un modelo de atención colaborativa entre los diferentes dispositivos y ámbitos asistenciales”. En este sentido, el Sr. Contel hace hincapié en que “servicios sanitarios y servicios sociales deben ir de la mano y si queremos avanzar en un modelo excelente de atención al paciente crónico no basta con que hagamos solo una cosa, tenemos que hacer varias cosas a la vez sobre la misma población y en un mismo territorio, es lo que llamamos una estrategia de acción multipalanca”.
La Estrategia de Cronicidad en Cataluña
El 6% de la población catalana está en situación de dependencia, y la mitad de estos pacientes desarrollan enfermedades crónicas múltiples. En este contexto, según señala el doctor Ledesma, “poder identificar a los pacientes crónicos en función de sus comorbilidades era necesario y pertinente para desarrollar las estrategias de intervención más coste-efectivas en cada nivel de atención”.
No obstante, Cataluña ya contaba con varias experiencias de abordaje integral de enfermedades crónicas, aunque estaban limitadas territorialmente y, en su mayoría, abordaban una enfermedad crónica. “Pero este trabajo nos ha permitido disponer de un bagaje y una experiencia que ha facilitado la puesta en marcha del Programa de prevención y atención a la cronicidad. Una nueva estrategia para promover el trabajo colaborativo en todo el territorio catalán a nivel local y desarrollar las estrategias más adecuadas en cada nivel asistencial”, explica el doctor Ledesma.
Según ha comentado este experto, “otro aspecto relevante del nuevo modelo asistencial que estamos desarrollando es el de abrir espacios de participación a las personas para que sean coprotagonistas en el diseño del modelo y para que participen activamente en el proceso de mantener su salud. Queremos que las personas sean corresponsables, junto con los profesionales sanitarios y sociales, de mantener su salud y participar de su cuidado. Para ello se han promovido diferentes canales de participación presencial y no presencial”.
Además, este Programa aborda de forma pionera las enfermedades crónicas desde una perspectiva integradora tanto desde el punto de vista sanitario como de los servicios sociales, a través de los departamentos de Salud y de Bienestar Social y Familia. Una iniciativa que trabaja básicamente en seis líneas:
  • Ø Avanzar en las rutas asistenciales o en los procesos clínicos integrados.
  • Ø Potenciar la vida activa y la autonomía de la persona enferma, incorporando la toma de decisiones anticipadas, y su entorno familiar para identificar síntomas, adelantarse a las crisis y planificar las curas.
  • Ø Fomentar las estrategias de autocuidado.
  • Ø Habilitar alternativas a la hospitalización convencional, como la hospitalización a domicilio, hospitales de día, hospitalización en dispositivos de subagudos y postagudos, atención domiciliaria intensiva y modulable atendiendo el perfil de paciente, etc.
  • Ø La atención al paciente crónico complejo y al paciente con enfermedad crónica avanzada.
  • Ø Uso racional del medicamento y mejora de la adherencia.
Así se ha iniciado en Cataluña un cambio en el modelo de asistencia a los enfermos crónicos. “Y a pesar del poco tiempo transcurrido desde la puesta en marcha del Programa ya se ha producido una reducción importante de las tasas de hospitalización urgente de estos pacientes al cabo de un año, así como de los reingresos hospitalarios. El objetivo, pues, no es evitar que el enfermo vaya a urgencias y hospitalice, sino evitar o prevenir que lo necesite”, subraya el Sr. Contel.

Copyright © 2015 Berbés Asociados / Todos los derechos reservados.

Compartir en facebook Compartir en twitter