El 86% de las pacientes reconoce haber logrado un alto nivel de calidad de vida tras una reconstrucción mamaria

17/10/2012

•Sólo el 30% de las mujeres que han sufrido una mastectomía se somete a una reconstrucción mamaria •El 21,3% de las pacientes opina que la información que se le facilitó fue escasa; esta percepción es ligeramente superior en la sanidad pública (21,6%) que en la sanidad privada (17%) •Una vez que las mujeres han tomado la decisión de reconstruirse, los especialistas que más información les aportan son los cirujanos plásticos (80,9% de los casos) •La reconstrucción mamaria facilita la superación de la enfermedad, ya que aminora los posibles trastornos psicológicos, aumenta la autoestima y favorece el desarrollo de una vida social y sexual satisfactoria •Los cirujanos plásticos están presentes en el 70,2% de las reconstrucciones inmediatas (cuando se realizan al mismo tiempo que la mastectomía) y en el 89,3% de las reconstrucciones diferidas (cuando se realizan de forma posterior)
El cáncer de mama es el más prevalente entre las mujeres españolas (1 de cada 12 lo padecerá). En muchas ocasiones, el tratamiento requiere de una mastectomía, ya sea completa o parcial. Muchas de las mujeres que tienen que pasar por ella optan a continuación por una reconstrucción mamaria.
Cada vez más, la reconstrucción mamaria es considerada como una parte esencial del tratamiento de rehabilitación del cáncer de mama, ya que existen claras evidencias de que favorece la curación y disminuye la incidencia de trastornos psicológicos asociados a la mastectomía. Prácticamente, todas las mujeres que han pasado por un proceso de mastectomía tienen la posibilidad de reconstruirse el pecho, pero para ello, es fundamental que reciban la información más completa sobre las diferentes posibilidades de reconstrucción.
Con el fin de conocer cuál es el nivel de información que reciben actualmente estas pacientes, así como las prácticas actuales en cuanto al tratamiento, la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE), ha presentado esta mañana el estudio ‘La calidad del tratamiento integral a las mujeres afectadas por cáncer de mama’. Se trata de la primera investigación a nivel nacional, orientada a evaluar la realidad sociosanitaria a través de las opiniones y experiencias de más de 800 mujeres que han pasado por una mastectomía. “El objetivo de este estudio, en último término, es mejorar la calidad de vida de las pacientes afectadas por cáncer de mama”, señala el Dr. Jaume Masià, presidente de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE).
Perfil de la paciente y de los profesionales implicados Uno de los principales datos que se obtienen de este trabajo es el porcentaje de mujeres que se somete a una reconstrucción mamaria post-mastectomía, situándose en torno al 30%. Seis de cada diez lo hicieron de forma simultánea a la mastectomía (reconstrucción inmediata), mientras que cuatro de cada diez lo hicieron a posteriori (reconstrucción diferida).
Del trabajo también se extrae una correlación negativa entre la edad de la paciente y la reconstrucción mamaria, es decir, cuanto más joven es la mujer, más probable es que se someta a una reconstrucción, sobre todo en el caso de las reconstrucciones inmediatas. Asimismo, a día de hoy, las reconstrucciones, bien inmediatas o diferidas, son más frecuentes cuando la mastectomía tiene lugar en un hospital privado (40,1% frente a 27,5%).
Los cirujanos plásticos están presentes en el 70,2% de las reconstrucciones mamarias inmediatas y en un 89,3% de las diferidas. “Si la especialidad médica que está formada y acreditada para la reconstrucción mamaria es la cirugía plástica, deberíamos conseguir la presencia de estos profesionales en el 100% de los procedimientos, ya sea en reconstrucciones inmediatas como diferidas, y así garantizaríamos la equidad territorial en la asistencia sanitaria”, ha explicado el doctor.
Además, la presencia de estos especialistas en dichos procesos es más habitual en la sanidad privada (un 74,4% en hospitales públicos frente a un 87,7% en hospitales privados).
Valoración de la información recibida El estudio revela que no todas las mujeres reciben información sobre la posibilidad de una reconstrucción antes de enfrentarse a un proceso de mastectomía y que no a todas se les ofrece la posibilidad de realizar una reconstrucción mamaria inmediata. De esta forma, el 21,3% opina que la información que se le facilitó fue escasa y concretamente, entre las mujeres que sufrieron una mastectomía completa, el 28,5% considera que la información sobre la reconstrucción previa a la mastectomía fue “insuficiente”.
“A día de hoy todavía muchas mujeres desconocen la posibilidad de reconstruir su pecho tras haber pasado por una mastectomía. Desde mi experiencia como paciente que tomó la decisión de reconstruir su pecho, animo a todas aquellas pacientes en cuyos casos esté indicado, a que lo hagan. Los beneficios que aportan son múltiples. Yo puedo afirmar que me devolvió la vida”, ha afirmado Antonia Campaña, representante de las pacientes afectadas por cáncer de mama.
Además, y según desvela el estudio, la percepción de insuficiente información es ligeramente superior en la sanidad pública respecto a la sanidad privada (un 21,6% frente al 17%). De hecho, es más frecuente recibir información sobre los beneficios y riesgos de la reconstrucción en los hospitales privados, especialmente cuando esta es inmediata.
A lo largo del tratamiento del cáncer de mama, la mujer acude a diferentes consultas médicas, y el 69,6% de las entrevistadas recibió información de al menos uno de los especialistas que participó en el tratamiento, este dato aumenta hasta el 93,3% en aquellas que se sometieron a una reconstrucción inmediata y al 96,9% entre las que lo hicieron de forma diferida, y desciende hasta el 58,7% entre las que no se sometieron a una reconstrucción.
En los casos en los que han recibido información sobre la reconstrucción, esta suele proceder, principalmente, de un cirujano general o ginecólogo y, en menor medida, de un oncólogo. Sólo en un 35,9% de los casos, esta procede de un cirujano plástico. “Esto ocurre porque, desafortunadamente, no todas las Unidades de Mama cuentan con un cirujano plástico plenamente integrado”, explica el Dr. Masià. En cuanto al soporte o tipo de información recibida, destaca que la amplia mayoría de las entrevistadas no recibió material escrito ni gráfico con el aspecto o apariencia de una mama reconstruida. Así, tan sólo a un 29,9% se le ofreció información escrita y a un 22,4% fotos sobre la futura apariencia del órgano reconstruido.
En este sentido, una vez que las mujeres han tomado la decisión de reconstruirse, los especialistas que más información les aportan son los cirujanos plásticos (en un 80,9% de las ocasiones), seguidos de los cirujanos generales o los ginecólogos. Siendo el plástico el que más información aporta tanto en la reconstrucción inmediata como en la diferida, mientras que el general o el ginecólogo tienen un papel menos activo en la segunda.
Una de las principales conclusiones que se extrae de esta investigación es que la información que se facilita a las mujeres antes de una reconstrucción es necesaria para poder tomar la decisión correcta. De hecho, el 91,7% de las mujeres que se han sometido a una reconstrucción valora la información recibida de forma positiva.
Consciente de esta necesidad, la SECPRE ha editado ‘Tu guía en reconstrucción mamaria’, una publicación dirigida a todas aquellas mujeres que han sido o van a ser mastectomizadas, y que se plantean realizar un procedimiento de reconstrucción mamaria. “Esta guía tiene el objetivo de proporcionar una visión general sobre las diferentes técnicas utilizadas en reconstrucción mamaria, para ayudar a comprender mejor los diferentes procedimientos empleados en la actualidad”, explica el presidente de la SECPRE.
Decidirse o no por una reconstrucción, y cuándo hacerlo Las razones que condicionan la decisión de cuál es el momento idóneo para abordar la posibilidad de reconstrucción mamaria tras una mastectomía, son diversas. Así, sólo al 34,2% de las entrevistadas se les planteó la posibilidad de someterse a un proceso de reconstrucción mamaria inmediata. Por edades, se observó mayor probabilidad de que se ofrezca la reconstrucción inmediata en los casos en los que la paciente tenía menos de 55 años y había pasado por una cirugía completa (mujeres a las que se les ha extirpado la totalidad del pecho).
“Podemos afirmar que las razones que han llevado a las mujeres entrevistadas a descartar la reconstrucción mamaria inmediata dependen del tipo de mastectomía al que se hayan sometido, siendo en el caso de las mastectomías completas, fundamentalmente, una razón médica o de salud, y en las mastectomías conservadoras, una decisión de la propia paciente que, en muchos casos, es apoyada por el especialista”, comenta el Dr. Jaume Masià.
Las pacientes ante su imagen Como se ha señalado anteriormente, el proceso de reconstrucción mamaria favorece la curación y disminuye la incidencia de trastornos psicológicos asociados a la mastectomía. De hecho, el estudio revela que el nivel de satisfacción con la propia imagen, la apariencia y el aspecto físico es mayor entre las entrevistadas que han pasado por una reconstrucción mamaria. El 86% de estas pacientes reconoce haber logrado altos niveles de calidad de vida tras la reconstrucción y la práctica totalidad recomendaría a otras mujeres que se sometieran a esa intervención de cirugía plástica.
La satisfacción con su vida sexual entre aquellas que se han sometido a una reconstrucción mamaria es claramente superior a la de las mujeres que no se han reconstruido, muy especialmente si se trata de una mastectomía completa. Además, es importante destacar que entre las mujeres que se sometieron a una reconstrucción mamaria la satisfacción con su sexualidad es mucho mayor si la reconstrucción mamaria fue inmediata que si la cirugía se hizo tiempo después.

Para más información: Gabinete de prensa de la SECPRE Alba Corrada / Diana Zugasti 91 563 23 00 / 670 655 038 / 637 824 877 albacorrada@berbes.com / dianazugasti@berbes.com

Copyright © 2015 Berbés Asociados / Todos los derechos reservados.

Compartir en facebook Compartir en twitter