El doctor Ramón Pujol asume la presidencia de la Federación Europea de Medicina Interna

16/09/2010

· Este nombramiento supone el reconocimiento internacional a la trayectoria y la labor desarrollada por la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) en los últimos años
· Los internistas españoles gozan de prestigio a nivel europeo por considerarse generalistas bien formados, básicamente hospitalarios, con servicios de Medicina Interna que mantienen una posición crucial en el sistema sanitario, con creciente producción científica
· Entre otros proyectos, la Federación está promoviendo la creación de un grupo de trabajo sobre enfermedades raras
· La Federación Europea de Medicina Interna (EFIM) está compuesta por 35 sociedades europeas de esta especialidad y representa a más de 30.000 internistas En el marco de la Reunión de la Federación Europea de Medicina Interna (EFIM), que se celebra los días 21 al 24 de septiembre en Lucerna (Suiza), el Dr. Ramón Pujol asumirá la presidencia de dicha Sociedad.
Este nombramiento supone un importante reconocimiento internacional a la trayectoria de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI), en la actualidad presidida por el Dr. Pedro Conthe, como sociedad científica y a la labor que está realizando desde hace años para consolidar la especialidad en nuestro país.
“Poder defender nuestra especialidad en Europa para alguien que, como es mi caso, se siente profundamente internista y ciudadano europeo es una gran satisfacción”, subraya el Dr. Pujol, quien añade que “al mismo tiempo, es una gran responsabilidad dirigir una organización de estructura federada que agrupa a 35 sociedades y a más de 30.000 internistas”.
Los objetivos que se plantea este experto para el futuro inmediato se pueden agrupar en 4 grandes bloques: político-administrativos: entre otros, la aproximación a autoridades e instituciones europeas, la reorganización de las estructuras existentes en la Federación y la política de marketing; científicos: participación en proyectos de investigación europeos; promoción de jóvenes investigadores e intercambios entre países miembros; educativos: impulso de la formación en Medicina Interna en todas las fases educativas (grado, posgrado y desarrollo profesional), innovación docente, redefinición de modelos de “internista Europeo”;y profesionales: defensa del internista en los sistemas sanitarios, papel de la Medicina Interna en todos los ámbitos de actuación.
“En esta etapa nos vamos a esforzar, por encima de todo, en reconducir algunos aspectos importantes de EFIM, como son sus Congresos, por lo que debatiremos a fondo la periodicidad que nos ofrezca mayor eficiencia con el fin de consolidar un Congreso de calidad”, comenta. El próximo Congreso en Atenas-2011 ha de tener la presencia numerosa de internistas de toda Europa, pero sobre todo de España y de Portugal que han de seguir siendo los países líderes en representación como ha venido siendo hasta ahora. Por descontado que la siguiente edición en el año 2012 en Madrid puede ser una gran oportunidad para consolidar nuestros Congresos tal y como han sido para SEMI sus Congresos Nacionales.
Entre las líneas de actuación durante su periodo de presidencia, el Dr. Pujol señala que se continuará con los proyectos que estén ya en marcha y que tengan realmente entidad. Entre éstos hay que destacar el gran éxito que tienen las convocatorias de la ESIM (European School of Internal Medicine) que inició el entonces presidente Jaime Merino y que se han ido consolidando verano tras verano, de tal manera que dada su gran aceptación a partir del año entrante se celebrará también una Escuela de Invierno, cuya primera convocatoria se celebrará en Suiza.
Otro proyecto que ya está en marcha y que tendrá todo el apoyo es el European Journal of Internal Medicine, revista oficial de la EFIM que ha de servir como herramienta de estímulo a la investigación realizada por internistas. “También seguiremos dando impulso al grupo de Young Internists, que sigue una trayectoria ascendente como “cantera” de la Medicina Interna del futuro”, apunta.
“Asimismo –añade el Dr. Pujol-, los grupos existentes de la EFIM han de seguir en la línea actual de analizar aspectos concernientes a la Medicina Interna Europea y hemos de plantearnos la creación de nuevos grupos de trabajo, al estilo de los de la SEMI, que permitan agrupar internistas alrededor de determinadas enfermedades, en este sentido se está promoviendo una primera experiencia alrededor de las enfermedades raras”.   También serán prioritarias las relaciones institucionales (con las sociedades miembros, con los responsables sanitarios europeos, con la UEMS, con los miembros institucionales, con sociedades Europeas de otras especialidades, etc...) y se retomarán actividades que tuvieron éxito en el pasado pero que por razones de financiación han sufrido un paréntesis momentáneo, como el Curso de Formación de Investigadores. “Una vez encarrilados estos temas, impulsaremos nuevas iniciativas como puede ser la celebración periódica de un encuentro de internistas de tipo update al estilo del que se realiza en Norteamérica por el American College of Physicians, o el regreso al proyecto del diploma Europeo de Medicina Interna”, afirma el Dr. Pujol.
Presencia europea de la medicina interna española
Los internistas españoles tienen prestigio a nivel europeo en tanto que generalistas bien formados, básicamente hospitalarios (en algunos países tienen un papel más importante en atención primaria), con servicios de Medicina Interna que mantienen una posición crucial en el sistema sanitario, con creciente producción científica y que han demostrado cuando han ido a trabajar a otros países sus cualidades. En lo que se refiere a su papel en la EFIM, la SEMI ha sido siempre una de las sociedades mejor situadas, fue una de las fundadoras, es líder en la participación en los congresos Europeos, en los trabajos publicados en el EJIM, en los proyectos colaborativos o en actividades de docencia. Por otra parte representa realmente la Medicina Interna de España cosa que no siempre sucede con alguna de las sociedades miembros de la EFIM. “Por ello, durante mi presidencia ejecutiva de la EFIM intentaré aplicar muchos de los conceptos que aprendí como presidente de SEMI”, concluye el Dr. Pujol.  
La Medicina Interna española, de forma parecida a lo que sucede en otros países del sur de Europa, ha dado lugar a unos médicos generalistas capaces de atender gran parte de las enfermedades que afectan al adulto en cualquier ámbito, modelo diferente al del Norte o en el Este de Europa. En el modelo de formación de especialistas que se creó en España en los años 70, con el sistema MIR, se mantuvo una Medicina Interna General fuerte que influyó en que con el nacimiento de las especialidades clínicas éstas se apartaran excesivamente de la Medicina Interna. “Este largo proceso de la formación posgraduada en España ha gozado de gran prestigio pero ha tenido el defecto de fragmentar en exceso la especialización médica y no se trata de culpar a unos o a otros pero todos, también los internistas, hemos cometido errores en este apartado. Ahora, con las reformas en el grado (Bolonia), posgrado (troncalidad) hemos de confiar en que se va a ordenar mejor este proceso”, señala este experto.
Retos y oportunidades de la Medicina Interna
La profesión médica en general se encuentra en una encrucijada importante que comporta la necesidad de definir el papel del médico del futuro en un mundo globalizado, y el profesionalismo, sin duda, es una de las vías para conseguirlo.
Para el Dr. Pujol, “la Medicina Interna, concretamente, tiene por delante el reto de olvidarse de los viejos fantasmas de tener que buscar eternamente su identidad y, por el contrario, ha de demostrar con hechos sus bondades en tanto en cuanto especialidad troncal, clínica y versátil. No hay que buscar lo que separa a los internistas de otros especialistas si no lo que les une”. Las alianzas estratégicas, o políticas de win-win, con otros grupos han de ser estimuladas como oportunidades de futuro sin ningún tipo de complejos. En este sentido llama la atención, positivamente, como en algunos países europeos internistas dedicados a algunas de las especialidades clásicas siguen considerando su pertenencia a la Medicina Interna, militando en sus sociedades científicas y participando en sus congresos. Esta figura del experto que no renuncia a su tronco es interesante ya que permite dedicarse más específicamente a un área de conocimiento sin renunciar a una sólida base, en términos clínicos este proceder sigue siendo totalmente razonable y beneficioso para los pacientes y para las sociedades de Medicina Interna.   
La Medicina Interna ha demostrado repetidamente su versatilidad y flexibilidad para adaptarse a los cambios, de tal modo que sigue ofreciendo un cuidado al ciudadano como antes pero adaptándose a los nuevos entornos organizativos, culturales, epidemiológicos y científicos. Las definiciones de la Medicina Interna lo dicen claramente, basta con recordar lo que dice la de la SEMI: “La Medicina Interna es una especialidad médica nuclear de ejercicio fundamentalmente hospitalario, que ofrece a los pacientes adultos una atención integral de sus problemas de salud. La Medicina Interna utiliza un abordaje médico en la prevención, diagnóstico, indicación terapéutica y seguimiento de las enfermedades del adulto incluyendo también su rehabilitación y paliación.
Y la definición del internista: es referente médico, guía y defensor del paciente en su compleja trayectoria por el sistema hospitalario actual. Los internistas aportan su polivalencia en hospitalización de agudos y en las urgencias, son un eje vertebrador en el hospital, ejercen funciones de consultaría en atención primaria y ofrecen aspectos innovadores en las áreas alternativas a la hospitalización convencional así como en el ámbito sociosanitario”.  
La Federación Europea de Medicina Interna La Federación Europea de Medicina Interna (EFIM) es una organización científica fundada en 1996 de la Asociación Europea de Medicina Interna que reúne a las Sociedades Nacionales de Medicina Interna de diferentes países de toda Europa, representando a más de 30.000 internistas.
La EFIM tiene como objetivos resaltar la importancia de la especialidad en el cuidado de los pacientes en un mundo de creciente especialización, establecer puentes entre los internistas europeos, organizar congresos y reuniones y facilitar información a instituciones públicas y privadas acerca de la Medicina Interna. Cuenta a su vez con importantes vínculos con la Unión Europea a través de la Unión Europea de Médicos Especialistas y la Sociedad Internacional de Medicina Interna.
 
Para más información:
GABINETE DE PRENSA SOCIEDAD ESPAÑOLA DE MEDICINA INTERNA Tlf. 91 563 23 00 /E-mail: mariagallardo@berbes.com
 

Copyright © 2015 Berbés Asociados / Todos los derechos reservados.

Compartir en facebook Compartir en twitter