Estudios recientes avalan el tratamiento con radioterapia en cánceres con oligometástasis limitada

20/06/2013

IMG_I_1_C_1
• Hasta ahora, los oncólogos radioterápicos tratan pacientes con tumores localizados y locorregionales; estos resultados abren la puerta al tratamiento de pacientes con un tumor primario y un número limitado de metástasis
• La radioterapia de alta precisión disminuye el gasto sanitario ya que reduce los efectos secundarios que provocan otros tratamientos contra el cáncer y que causan el 50% del gasto en Oncología
• La SEOR presenta ante la Administración y las Consejerías planes de renovación y modernización de las tecnologías necesarias para la Oncología Radioterápica
• Informes del Reino Unido y otros países estiman que el número de pacientes recién diagnosticados tratados con radioterapia debe ser de más del 52% y de ellos el uno de cada tres debería tratarse con intensidad modulada
Vigo, 19 de junio de 2013.- Se están abriendo nuevos caminos de actuación para el tratamiento de los tumores con radioterapia. Así lo asegura el doctor Ferrán Guedea, director del Servicio de Oncología Radioterápica del Instituto Catalán de Oncología (ICO), en el marco del XVII Congreso de la Sociedad Española de Oncología Radioterápica (SEOR) que se celebra estos días en Vigo: “hasta ahora tratamos tumores locales y locorregionales. Pero están apareciendo cada vez más artículos que prueban que podemos tratar con radioterapia y con intención curativa a pacientes que tengan oligometástasis, es decir, personas con un tumor primario y un número limitado de metástasis, tratando tanto el tumor primario como las diferentes localizaciones con metástasis, todo ello con intención curativa”.
Además, explica este experto, la especialidad cada vez aplica tratamientos de máxima precisión, con dosis muy altas y con pocas sesiones: “es lo que llamamos hoy la Radioterapia Estereotáxica Extracraneal (la llamada SBRT) o la radioterapia ablativa, que será fundamental en la especialidad para tratar, si no todos los tumores, muchos de los que se tratan hoy en día, como los de pulmón, próstata o metástasis únicas”.
La SBRT, una técnica mínimamente invasiva y confortable para el paciente, permite recibir el tratamiento de forma ambulatoria y sin necesidad de ingresos hospitalarios, y consigue tasas de control local superiores al 80% en casos de cáncer. De hecho, según el Dr. Guedea, los porcentajes de curación en cáncer de pulmón inicial no operable con histología de carcinoma de célula no pequeña con esta técnica son aproximadamente de un 95% de control local de la enfermedad y un 80% de supervivencia a dos años: “se trata de unos resultados espectaculares y nunca conseguidos hasta la actualidad”.
El trabajo en red y la actualización tecnológica, claves para el futuro de la especialidad
La crisis económica está afectando a los servicios de Oncología Radioterápica del país, cuyos responsables, afirma el Dr. Muñoz, presidente del Congreso de la SEOR y director de la Unidad de Oncología Radioterápica del Hospital de Meixoeiro, se ven obligados a hacer “grandes esfuerzos para mantener o mejorar las cifras de efectividad de los tratamientos, superar las dificultades para poner en marcha las técnicas estándares actualizadas y mantener la marcha fluida de las listas de espera”.
Para paliar esas dificultades, el Dr. Muñoz cree que sería ideal mejorar el trabajo coordinado en red y aprovechar y distribuir los tratamientos del paciente nuevo de acuerdo a sus necesidades. Seguidamente, señala, “habría que dotar a los servicios de las técnicas estándares modernas para evitar listas de espera y desplazamientos, y en último lugar centralizar las técnicas especiales en centros de referencia que traten un volumen determinado de pacientes”.
Por todo ello, y para mejorar los planes y estrategias de gestión en la especialidad, la SEOR ha establecido contactos con las diferentes Consejerías de Sanidad del país para recomendar y ofrecerse a colaborar en este terreno. Concretamente, en Galicia, el SERGAS está evaluando desde hace años muy profundamente la planificación y la mejor manera de tener tratamientos efectivos y modernos que no queden obsoletos a través de planes de renovación y actualización.
La renovación de las máquinas es fundamental en esta especialidad; según el Dr. Muñoz, “los informes del Reino Unido y otros países estiman que el número de pacientes nuevos tratados con radioterapia debe ser el 52,3% respecto a todos los pacientes de cáncer y de ellos el 33% debería tratarse con intensidad modulada. De hecho, un informe de Australia, donde las cifras de tratamiento con radioterapia rondan el 36%, muy por debajo de las nuestras, muestra que esa merma equivalió a 40.000 años de vida perdidos”.
Es por ello que los oncólogos radioterápicos consideran un error disminuir la inversión en la partida de Oncología Radioterápica con motivo de la crisis, ya que se trata del tratamiento más coste-eficaz contra el cáncer (la radioterapia es una de las técnicas que más cura y solo supone el 6% del gasto en cáncer). En ese sentido, una publicación muy reciente ha puesto de manifiesto que el 50% de los gastos en el tratamiento del cáncer proviene de los efectos secundarios de los tratamientos; unos efectos secundarios que son menores con la radioterapia que con otros tratamientos para el cáncer. “Aunque la inversión parece inicialmente mayor, la realidad es que las formas de financiación actuales demuestran lo contrario y el tratamiento radioterápico provoca menos efectos secundarios y por tanto hace que el gasto sanitario se reduzca”, señala el Dr. Guedea.

Copyright © 2015 Berbés Asociados / Todos los derechos reservados.

Compartir en facebook Compartir en twitter