Hasta un 22% de los pacientes ingresados en hospitales de algunos países europeos presenta trastornos relacionados con el alcohol

28/10/2011

[picture_frame]http://berbes.com/wp-content/uploads/2011/10/semi3.jpg[/picture_frame]
• Se estima que aproximadamente una tercera parte de los pacientes alcohólicos hospitalizados presentan malnutrición. Y según un reciente estudio en los mayores de 65 años el alcohol altera su estado nutricional
• El patrón habitual de consumo de alcohol de los jóvenes y adolescentes (‘en atracones’) es el más neurotóxico
• Cuanto menor es la edad de inicio del consumo de alcohol, más propensión existe para desarrollar posteriormente dependencia a esta sustancia
• El alcohol es la sustancia de abuso más extendida entre la población española. Su consumo excesivo puede afectar a numerosos órganos y sistemas
Maspalomas (Gran Canaria), 28 de octubre de 2011.- El alcoholismo es uno de los problemas sociosanitarios y económicos más acuciantes y persistentes en nuestro país y el alcohol es la sustancia de abuso más extendida entre la población española: alrededor del 60% de la población mayor de 16 años consume alcohol habitualmente, el 60% de los jóvenes entre 14 y 18 años se ha embriagado alguna vez en su vida y más del 5% de la población española bebe en exceso (bebedor de riesgo).
El alcohol es un tóxico que afecta a numerosos órganos y sistemas, de hecho se han descrito más de 60 enfermedades relacionadas con su consumo excesivo. Por ello, la Medicina Interna, dada su visión global del paciente, es un ámbito idóneo para el estudio integral de la patología vinculada con el consumo excesivo y crónico de alcohol. En ese sentido, en el Congreso Nacional que la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) y el XIV Congreso de la Sociedad Canaria de Medicina Interna que se están celebrando en Maspalomas (Gran Canaria), se dedicarán varias sesiones científicas a esta cuestión.
Según explica el Dr. Javier Laso, coordinador del Grupo de Trabajo de Alcohol y Alcoholismo de la SEMI, “entre los problemas relacionados con el alcohol, destacan las enfermedades hepáticas (esteatohepatitis, cirrosis hepática), pancreáticas (pancreatitis aguda y crónica), neurológicas (como la polineuropatía y la encefalopatía de Wernicke) y cardiovasculares (cardiomiopatía, diversas arritmias agrupadas bajo los términos Holiday heart e hipertensión arterial)”.
Respecto a los grupos de población más vulnerables al alcohol, para el Dr. Laso son “sin duda, los jóvenes y adolescentes, cuyo patrón habitual de consumo ‘en atracones, o binge drinking’, es el más neurotóxico. Por otra parte –añade este experto-, cuanto menor es la edad de inicio del consumo de alcohol, más propensión existe para desarrollar posteriormente dependencia a este”.
Estudio ALCHIMIE: Incidencia y detección de trastornos relacionados con el alcohol en pacientes hospitalizados
Hasta un 22% de los pacientes ingresados en hospitales de algunos países europeos presenta trastornos relacionados con el alcohol, según ha revelado el estudio ALCHIMIE, iniciativa de la SEMI. La investigación se ha realizado en ocho países europeos, incluido España, y ha sido coordinada por la Dra. Beatriz Rosón, del Servicio de Medicina Interna del Hospital de Bellvitge. El estudio ha sido patrocinado por la EFIM (Fundación Europea de Medicina Interna).
Sin embargo, a pesar de esta elevada frecuencia, como constató el estudio ASMI, realizado en España también por el Grupo de Trabajo de la SEMI, no se interroga de forma sistemática y correcta al paciente sobre su consumo de alcohol, lo que dificulta la detección del alcoholismo.
En este sentido, para el Dr. Laso, “es prioritario que el internista contribuya a la prevención de estos problemas, identificando lo antes posible un consumo de alcohol de riesgo, al igual que se esfuerza por detectar precozmente una hipertensión arterial o una hipercolesterolemia”.
En la actualidad, el Grupo de la SEMI tiene en marcha la elaboración de dos proyectos multicéntricos para su desarrollo posterior: uno sobre el síndrome de abstinencia de alcohol en Servicios de Medicina interna, y otro sobre encefalopatía de Wernicke.
Alcohol y malnutrición
El alcohol y la nutrición será otro de los temas que se abordarán en el marco del XXXII Congreso Nacional de la SEMI. En este ámbito, en nuestro país destacan los estudios realizados por el grupo de los Dres. Francisco Santolaria y Emilio González Reimers, en el Servicio de Medicina Interna del Hospital Universitario de Canarias (Tenerife).
La malnutrición en los alcohólicos es un proceso que se desarrolla de forma paulatina, a lo largo de años de consumo excesivo de alcohol. Se estima que aproximadamente una tercera parte de los pacientes alcohólicos hospitalizados presentan malnutrición. Esta es más intensa en pacientes con alcoholismo grave (consumo mayor de 200 g/día durante más de 20 años), y está especialmente relacionada con el deterioro de las relaciones sociales, familiares y –en suma- con el estilo de vida, lo que conlleva una alimentación irregular e inapropiada.
Por su parte, el estudio PREDIMED (Prevención con Dieta Mediterránea), liderado por investigadores del Hospital Clínic de Barcelona, cuyos resultados también se presentan en esta cita, concluyen que, en el contexto de una dieta mediterránea, el consumo diario en mujeres de 10 gramos de alcohol (equivalente a una caña de cerveza) o de 20 gramos (dos cañas) en hombres, ejerce un efecto protector frente a enfermedades cardiovasculares.
Asimismo, el Informe Vintage, un reciente estudio europeo sobre alcohol y su impacto en mayores de 65 años (uno de los sectores de la población más expuestos a problemas nutricionales), del que se hará eco en el Congreso de la SEMI la Dra. Alicia Conde, del Servicio de Medicina Interna del Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrín, indica que el alcohol altera su estado nutricional, especialmente en lo que se refiere a déficit de vitaminas del complejo B y otros micronutrientes.

Copyright © 2015 Berbés Asociados / Todos los derechos reservados.

Compartir en facebook Compartir en twitter