La calidad de las aplicaciones móviles, gran reto de la mHealth en España

07/10/2013

Según un reciente estudio elaborado por la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG) e ‘iDoctus’, el 42% de los médicos españoles utiliza el ordenador, las tabletas y el móvil para acceder a la información médica y el 90% de ellos utiliza al menos dos de estos dispositivos en su práctica clínica diaria. Los porcentajes son ya muy similares a los de Estados Unidos, país de referencia en el uso de este tipo de herramientas. Aunque el 75% de los encuestados asegura conocer las aplicaciones más relevantes para su especialidad, un 93% preferiría disponer de una sola tecnología médica que contenga toda la información relevante de su campo de actuación. El ahorro de tiempo y la mejora en la seguridad del diagnóstico y la prescripción son los principales beneficios referidos por los profesionales sanitarios.
La mHealth, que es como se denomina al uso de los dispositivos móviles en la práctica clínica, necesita ahora el apoyo de las administraciones. A este respecto, la Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía, dependiente de la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, ha sido pionera, a nivel nacional e internacional, en la implantación de una estrategia de calidad y seguridad en aplicaciones móviles de salud en lengua española. La iniciativa comenzaba su andadura en septiembre de 2012, con la publicación de la primera guía de recomendaciones para el diseño, uso y evaluación de este tipo de ‘apps’. Este documento serviría de base para la posterior creación del primer sello de garantía que reconoce la fiabilidad de dichas aplicaciones, en abril de 2013: el Distintivo AppSaludable.
Uno de los siguientes pasos a dar por parte de la Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía será la configuración de un programa de certificación de aplicaciones móviles de salud. Se trataría de ir más allá del Distintivo AppSaludable mediante el establecimiento de un proceso más formal y cuantitativo en cuyo marco pudiera plantearse incluso la integración de determinadas ‘apps’ con sistemas de información clínica. De forma paralela, también se plantea la fundación de una biblioteca de aplicaciones móviles de salud y la creación de comunidades de práctica abiertas a los distintos colectivos vinculados con la mHealth. Con todo esto, se pretende dar respuesta a algunos de los importantes desafíos de la mHealth y sus tecnologías.

Copyright © 2015 Berbés Asociados / Todos los derechos reservados.

Compartir en facebook Compartir en twitter