La colaboración publico-privada garantizará la excelencia de la investigación biomédica en España

28/04/2011

Los expertos participantes en el primer Foro de Investigadores de la Fundación Pfizer concluyen que,
•Se han conseguido recursos que hacen que la investigación biomédica se mantenga al mismo nivel de excelencia, a pesar del retroceso en la inversión
•Ante el considerable aumento de la esperanza de vida, es preciso mejorar el conocimiento de las enfermedades crónicas y el envejecimiento
Con el objetivo de analizar los grandes retos de la investigación biomédica en nuestro país, y bajo el título Grandes retos actuales en la investigación biomédica e instrumentos para el desarrollo de una investigación de vanguardia en España la Fundación Pfizer celebra el I Foro de Investigadores, que cuenta con la participación de algunos de los más importantes investigadores españoles, y cuya clausura corre a cargo de Mariano Barbacid, director del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO).
En la actualidad, la investigación biomédica que se lleva a cabo en nuestro país abarca la mayoría de las enfermedades más prevalentes en nuestra sociedad. Sin embargo, según señala el Prof. Juan Rodés –presidente científico de la Fundación Pfizer y moderador en el Foro- “habida cuenta que la esperanza de vida de los ciudadanos se ha incrementado espectacularmente en estos últimos 100 años, queda todavía por mejorar el conocimiento sobre las enfermedades crónicas y el envejecimiento, haciendo particularmente hincapié en la calidad de vida de estos pacientes”.
Para Joaquín Arenas, subdirector general de Evaluación y Fomento de la Investigación del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII), probablemente uno de los retos a los que se enfrenta la investigación biomédica en España es acortar y mejorar el intervalo entre un hallazgo básico y su aplicación clínica, especialmente en las enfermedades de mayor impacto para la sociedad española. “Se trata de potenciar la transferencia de conocimiento desde la investigación biomédica a la práctica clínica y a la prevención de las enfermedades de mayor morbimortalidad para la población española, como son el cáncer, las enfermedades cardiovasculares, inflamatorias, neurodegenerativas y neuropsiquiátricas”, subraya.
En este sentido, los expertos consideran que a pesar de que es preciso mejorar este aspecto, España es uno de los países pioneros en impulsar la investigación traslacional, es decir, aquella que potencia la relación entre la investigación básica y la clínica a través de la creación de los Institutos de Investigaciones Sanitarias. Respecto al estado actual de la investigación en España, “en los últimos años la producción científica cualitativa y cuantitativa se ha incrementado de forma relevante, posiblemente como consecuencia de una mayor inversión en investigación, desarrollo e innovación y también como resultado del mayor número de investigadores que trabajan en investigación biomédica en nuestro país”, señala Joaquín Arenas.
“Aunque hay que insistir y proseguir con la misma filosofía, potenciando, si fuera posible, su financiación –añade el Prof. Rodés-, ya que podría mejorar si hubiese una situación financiera para la investigación en relación con el PIB similar a la de los países de nuestro entorno”.
En este sentido, el contexto económico actual ha provocado un retroceso en la inversión en investigación, aunque se han conseguido recursos que permiten garantizar que la investigación biomédica se mantiene en un  nivel de excelencia.
La presidenta de la Fundación Pfizer, la Dra. Elvira Sanz Urgoiti, recuerda que “a pesar de la desaceleración en inversión en I+D provocada por la recesión económica y financiera, la industria farmacéutica innovadora encabeza el gasto en investigación en nuestro país. Uno de cada cinco euros invertidos en innovación proviene de la inversión de las compañías biomédicas”.
Vías de colaboración Uno de los temas centrales del Foro gira en torno a las posibles vías de colaboración entre instituciones, entidades y organismos públicos o privados.
Para el Prof. Juan Rodés “se trata de un aspecto que debería ser considerado en un futuro inmediato. De hecho, uno de los retos actuales de la investigación biomédica es establecer una política mejor definida sobre la relación que debe existir entre investigación pública y privada. La participación activa de las instituciones privadas en la investigación biomédica del sector público es esencial para el desarrollo de dicha investigación en nuestro país”.
A este respecto la Dra. Sanz Urgoiti añade que “es necesario apoyar a los organismos e instituciones que investigan. La unión del esfuerzo de todos los agentes implicados acelerará la llegada de nuestros resultados en investigación”.
La misma opinión mantiene el Subdirector General de Evaluación y Fomento de la Investigación del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII), para quien “la colaboración público-privada es una necesidad en nuestro país que necesita ser potenciada al máximo. De hecho, la propia Acción Estratégica en Salud (AES) del plan nacional de I+D+i vigente tiene como una de sus líneas prioritarias el fomento de la cooperación público-privada, en particular con el entorno del Sistema Nacional de Salud”. Casos de éxito de investigación biomédica en España España dispone de instrumentos para desarrollar una investigación de vanguardia, aunque son relativamente recientes; es el caso de las estructuras estables de investigación cooperativa (RETICS, CIBER y CAIBER) y de los institutos de investigación sanitaria en torno a los hospitales universitarios.
Asimismo, en investigación biomédica existen casos de éxito evidentes en muchos de los proyectos liderados por magníficos equipos de investigación con proyección internacional. Joaquín Arenas cita los programas de incorporación de investigadores al sistema sanitario como el proyecto “Miguel Servet” que está resultando de gran utilidad en dichas instituciones; y otros programas, como el “Río Hortega” (postMIR) o el programa de intensificación de la actividad investigadora. Estas iniciativas están facilitando respectivamente la formación de médicos especialistas investigadores y la posibilidad de una mayor dedicación a los proyectos de investigadores que simultanean las tareas asistenciales y de investigación.
Fundación Pfizer Desde 1999, la Fundación Pfizer tiene la misión de mejorar la educación en salud de la población española, a través de la promoción del concepto de envejecimiento saludable, desde cualquier etapa de la vida, como un proceso natural, optimista y dinámico, desarrollando iniciativas que reconozcan y apoyen la investigación, la innovación, el compromiso social y la difusión del conocimiento en salud.

Copyright © 2015 Berbés Asociados / Todos los derechos reservados.

Compartir en facebook Compartir en twitter