La demanda mundial de tecnología sanitaria se inclina hacia la innovación de calidad pero a un precio asequible

19/12/2012

seeic
 
 
 

  • Los ajustados presupuestos de los sistemas sanitarios, la falta de inversión y el menor poder adquisitivo de los centros está originando que se tienda a comprar productos medios, no tanto de gama alta, que incorporen “soluciones totales”
  • La SEEIC reclama una renovación tecnológica médica siempre y cuando suponga un valor añadido, en aras de la sostenibilidad
  • Entre las últimas novedades destacan los proyectos sobre el uso de dispositivos móviles, como tablets, para mejorar el proceso de consentimiento informado del paciente
 
En el marco de las ferias de tecnología sanitaria más grandes del mundo, como la “Medica” o el Congreso de la RSNA, celebradas en Alemania y Chicago, respectivamente, los profesionales de este sector pusieron de manifiesto que, frente a la demanda creciente de tecnología médica en hospitales y centros sanitarios, la tendencia futura del sector no pasa tanto por la incorporación de los últimos productos sanitarios en términos de innovación y funcionalidad, sino por que los proveedores ofrezcan, cada vez más, calidad a un precio razonable.
Tal y como resaltaron los expertos europeos, la tecnología sanitaria representa un sector en pleno crecimiento y volcado hacia las innovaciones. De hecho, hay aproximadamente 22 novedades diarias en torno a la tecnología. Pero, dado el actual contexto, es necesario que esa innovación suponga un verdadero avance y sea asequible. “Es fundamental que los centros sanitarios renueven la tecnología médica, pero siempre que esta suponga un valor añadido, en aras de la sostenibilidad, después de las inversiones tan importantes que numerosos centros españoles han realizado en tecnología médica en los últimos años”, afirman desde la Sociedad Española de Electromedicina e Ingeniería Clínica (SEEIC).
La demanda de tecnología sanitaria está experimentando cambios a nivel mundial, influida por los ajustados presupuestos de los sistemas sanitarios mundiales, por la falta de inversión, y por el cada vez menor poder adquisitivo de los hospitales y centros, que, al final, son los que toman las decisiones de compra. Debido a esta presión por reducir costes, la demanda se está dirigiendo hacia productos medios, no solo de alta gama, asequibles y que incorporen “soluciones totales”, tal y como se constató en estas ferias tecnológicas internacionales. Por ejemplo, algunos proveedores están comenzando a equiparar los equipos de imagen y ultrasonido con un precio medio, productos que antes sólo estaban disponibles en el segmento de alta gama de dispositivos. Además, también se está avanzando en la actualización de estos aparatos, para que el centro no se vea obligado a cambiarlo por uno nuevo y más costoso.
Servicios de Electromedicina potentes
En este sentido, es necesario también que los servicios de Electromedicina en España sean potentes y reconocidos, factor que repercutirá en una mejora de la calidad en la asistencia sanitaria, tal y como explica Jesús Manzanares, presidente de la SEEIC. “A pesar de que el nivel de la tecnología sanitaria en España es similar al de otros países europeos, la importancia dada al personal de gestión y mantenimiento del equipamiento electromédico ha sido insuficiente”, reclama. “Los técnicos en Electromedicina, gracias a su formación y experiencia, pueden contribuir en gran medida a que se realicen mejores inversiones en tecnología sanitaria, así como un mayor ahorro de los costes, tendencia como la que vemos a nivel mundial”, recuerda.
En momentos como el actual, de debilidad de la demanda interna de tecnología sanitaria, la estrategia de internacionalización para la diversificación también es crucial. En este sentido, la SEEIC destaca que “la presencia internacional es una de las grandes bazas diferenciadoras del sector de la tecnología sanitaria y, por tanto, una consecuencia lógica sería que, si se quiere crecer, se potencie la internacionalización”.
Consentimiento informado 2.0
Entre las últimas tendencias sobre el uso de nueva tecnología aplicada a la sanidad, presentadas en estas ferias mundiales, “movilidad” fue una de las palabras más repetidas,  destacando los proyectos sobre el uso de tecnología móvil en el hospital. Uno de ellos, liderado por el Centro Clínico Ingolstadt (Alemania) y el grupo Thieme Compliance de Erlangen, se ha basado en la coordinación de información entre el paciente y el médico, a través de la utilización de nuevos dispositivos móviles, como las tabletas táctiles, para proporcionar una información integral al paciente y agilizar el proceso de consentimiento informado.
En este centro alemán, el médico, antes de una cirugía, muestra al paciente un vídeo informativo en una tablet sobre la intervención y los riesgos que conlleva, a la vez que se completa una primera historia médica en el mismo dispositivo. Estos datos están posteriormente disponibles de forma digital para el médico. Así, el paciente recibe la información de una forma educativa, mejorándose el proceso de consentimiento informado, y el médico, a su vez, está más preparado. Además, el centro se beneficia gracias a la trazabilidad de datos que permite este sistema de información.
Asimismo, se presentaron otros proyectos centrados en la integración de las herramientas móviles en los registros médicos electrónicos, que hicieron hincapié en los aspectos de seguridad, con el fin de que quede restringido el acceso a través de dispositivos móviles a todos estos datos digitales. A este respecto, desde la SEEIC señalan que “esta iniciativa es un ejemplo más de la influencia que tiene la tecnología en la práctica clínica, así como de las ventajas que, un buen uso de la misma, puede acarrear para el paciente y los profesionales sanitarios”.
 
Presente y futuro de la SEEIC
La Sociedad Española de Electromedicina e Ingeniería Clínica (SEEIC) es una institución nacional de carácter científico-técnico constituida, entre otros, con el objetivo de ser el interlocutor que promueva, ante los organismos públicos y privados, la ordenación y normalización profesional de los estándares y requisitos necesarios para la correcta aplicación del equipamiento electromédico.
Se trata de una sociedad pionera en España, cuyos miembros desarrollan su actividad en empresas, centros sanitarios y resto de organizaciones e instituciones relacionadas con la tecnología electromédica.
Los retos de esta sociedad científica apuntan a corto plazo hacia la puesta en marcha de los Certificados de Profesionalidad en todo el país, y  a la definición de una Titulación propia por parte de la Administración competente, hasta ahora formalmente inexistente, para dar respuesta a una formación y regulación del sector de la Electromedicina e Ingeniería Clínica en España y a la consolidación de la correspondientes categorías profesionales dentro de los hospitales públicos y privados del país, y en las empresas del sector, con una afección muy directa en la mejora continua de la Calidad Asistencial y la seguridad en la aplicación y utilización de sistemas y equipos electromédicos.
Por otro lado, de acuerdo con su objetivo de colaborar en la preparación de los profesionales que llevarán a cabo tareas relacionadas con la Electromedicina, la Sociedad mantiene programas de formación propios que abarcan los diferentes temas técnicos y de gestión relacionados con su ámbito de actuación.
 
 
 

Copyright © 2015 Berbés Asociados / Todos los derechos reservados.

Compartir en facebook Compartir en twitter