La diabetes gestacional afecta a una de cada diez embarazadas

25/01/2012


 
 
 
• Su prevalencia está aumentando significativamente en los últimos años debido al incremento de la obesidad y al retraso en la edad de la maternidad
• Las mujeres con diabetes gestacional tienen más riesgo de complicaciones durante el embarazo, como la hipertensión arterial o algunas infecciones urinarias
• Casi el 60% de la población adulta española presenta problemas de sobrepeso u obesidad y la prevalencia de diabetes en España se sitúa alrededor del 14%, aunque casi la mitad de los casos no están diagnosticados
• La diabetes puede provocar manifestaciones cutáneas muy variadas y con frecuencia poco valoradas por los pacientes y poco conocidas por los médicos
• Los expertos recuerdan la importancia de adaptar el tratamiento al estilo de vida de los pacientes, como los musulmanes durante el ramadán, para evitar la aparición de hipoglucemias o la descompensación de la diabetes con el ayuno
• Según los especialistas, los futuros tratamientos de la enfermedad deberán ser capaces no sólo de controlarla, sino de prevenir su progresión, algo que no es posible con los tratamientos actuales
Zaragoza, 25 de enero de 2012. La diabetes gestacional es aquella que aparece por primera vez en mujeres durante el embarazo. Surge porque en ese periodo se dan una serie de cambios hormonales que provocan resistencia a la insulina, lo que favorece su aparición en aquellas mujeres que no pueden compensar esa resistencia.
La prevalencia de esta enfermedad, que afecta a aproximadamente el 10% de las embarazadas, está aumentando de manera significativa en los últimos años debido al incremento de la obesidad y a la mayor edad de las mujeres gestantes; es más frecuente en mujeres obesas, de edad superior a 30 años o en aquellas con antecedentes familiares de diabetes tipo 2.
Entre otros efectos, provoca un mayor riesgo de que el bebé sea prematuro y que desarrolle obesidad y diabetes tipo 2 en el futuro. Además, las madres pueden presentar complicaciones durante el embarazo como la hipertensión arterial o algunas infecciones urinarias; además, algunos estudios señalan que hasta el 30% de las mujeres con diabetes gestacional acabará siendo diabética a lo largo de su vida.
Por todo ello, el doctor Ricardo Gómez Huelgas, coordinador del Grupo de Diabetes y Obesidad de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) afirma, con motivo de la VI Reunión de Diabetes y Obesidad de la Sociedad, que “es importante diagnosticar y tratar adecuadamente la diabetes gestacional para evitar sus complicaciones asociadas; la principal es la macrosomía fetal (recién nacidos con un peso excesivo), asociada a un marcado incremento de complicaciones en el parto”.
Esta edición de la reunión del grupo de la SEMI hará especial hincapié en el desarrollo de diferentes talleres sobre la diabetes y la obesidad, entre ellos dos sobre las manifestaciones cutáneas de la primera y la adaptación del tratamiento a los diferentes estilos de vida de los pacientes. Durante el congreso se debatirá también sobre diversas complicaciones diabéticas como la retinopatía, la nefropatía, el pie diabético, las complicaciones esqueléticas o el hígado graso. También se da especial relevancia a la prevención de las complicaciones cardiovasculares, que son la principal causa de mortalidad en la población diabética. Finalmente, durante el congreso tendrá lugar un concurso de casos clínicos para médicos residentes de Medicina Interna y se presentarán los resultados de los últimos estudios en este campo.
Las manifestaciones cutáneas de la diabetes
La diabetes es una enfermedad multi-sistémica que puede afectar a cualquier órgano, incluyendo la piel y los tejidos blandos; las manifestaciones cutáneas son muy variadas y con frecuencia poco valoradas por los pacientes y mal conocidas por los médicos. El coordinador del grupo de la SEMI señala que las más frecuentes son “el escleredema diabético (un endurecimiento y engrosamiento de la piel, sobre todo del cuello y de la espalda), la enfermedad de Dupuytren (una fibrosis palmar, que puede producir una retracción de los dedos de la mano), la capsulitis adhesiva del hombro (que condiciona una marcada limitación de su movilidad) o la tenosinovitis de los tendones de la mano”. Otra complicación muy característica, sobre todo de la diabetes tipo 1, es la quiroartropatía, que provoca una limitación de la extensión de los dedos de las manos.
Además, los pacientes diabéticos tienen una mayor predisposición a presentar infecciones cutáneas por hongos y bacterias, que en ocasiones pueden llegar a ser muy graves.
El Ramadán: adaptarse a la vida y creencias del paciente, fundamental para el tratamiento Los pacientes diabéticos han de ajustarse a unas pautas de comida e ingesta de medicamentos durante su tratamiento; sin embargo, en ocasiones esas pautas han de cambiarse por distintas razones. Una de ellas es el cambio en las comidas, como el que se da durante el Ramadán. El doctor Gómez Huelgas cree que “es importante que los médicos que tratamos a pacientes diabéticos nos adaptemos a sus estilos de vida y creencias socioculturales y religiosas”.
En España residen actualmente más de un millón de personas de religión musulmana, muchas de las cuales practican el ramadán. “Los diabéticos de religión musulmana, aunque en teoría están exentos de ello, en la práctica frecuentemente desean cumplir el ayuno. En estos casos es importante adaptar el tratamiento, tanto para los pacientes tratados con dieta o fármacos orales como para los tratados con insulina, para evitar la aparición de hipoglucemias o la descompensación de la diabetes”, según el especialista.
Presente y futuro del tratamiento de la diabetes
Actualmente, casi el 60% de la población adulta española presenta problemas de sobrepeso u obesidad y la prevalencia de la diabetes en España se sitúa alrededor del 14%, aunque casi la mitad de los casos no están diagnosticados. Por ello se está realizando un gran esfuerzo investigador en cuanto al desarrollo de nuevos fármacos antidiabéticos que permitan mejorar su control y prevenir sus complicaciones, evitando los efectos secundarios que son frecuentes con los fármacos antidiabéticos clásicos, como la ganancia de peso o las hipoglucemias.
Según señala el doctor Gómez Huelgas, los fármacos incretínicos han representado la gran novedad de los últimos años en el tratamiento de la diabetes tipo 2. Por ello, durante la reunión se abordarán los beneficios potenciales de estos grupos de fármacos, que según el experto de la SEMI son que “no provocan hipoglucemias, tienen un efecto sobre el peso corporal neutro o favorable e incluso pueden ser beneficiosos a nivel cardiovascular. Otro grupo de fármacos de próxima comercialización son los agentes glucosúricos, que incrementan la eliminación de la glucosa por la orina. Durante la reunión también se analizarán las nuevas insulinas de acción extralarga”.
En resumen, concluye el experto, “los futuros tratamientos de la diabetes deberán ser capaces no sólo de controlarla, sino de prevenir su progresión, algo que no es posible con los tratamientos actuales”.

Copyright © 2015 Berbés Asociados / Todos los derechos reservados.

Compartir en facebook Compartir en twitter