La embolia pulmonar se asocia a mayor mortalidad que el infarto de miocardio o el ictus

07/04/2014

SEMIfondoBlanco_JP
 
Más de 400 médicos de diversas especialidades (internistas, neumólogos, hematólogos, angiólogos y otras) se han reunido en Córdoba para compartir experiencias sobre la enfermedad tromboembólica

  • La embolia pulmonar es la tercera causa de muerte vascular en España; por su parte, la trombosis en las venas de las piernas deja secuelas para toda la vida en la pierna afecta en cerca de la mitad de los pacientes
 
  • Gracias al Registro RIETE se conoce mejor cómo tratar la enfermedad en cada caso concreto y es posible identificar qué pacientes tienen alto, medio o bajo riesgo de sufrir complicaciones, facilitando el alta hospitalaria precoz o el ingreso en una unidad de Cuidados Intensivos, en función del riesgo
 
  • RIETE –iniciativa del Grupo de Trabajo de Tromboembolismo de la Sociedad Española de Medicina Interna- recoge datos de más de 51.000 pacientes con enfermedad tromboembólica de 200 hospitales de 20 países
El registro RIETE, una base de datos en internet con información sobre más de 51.000 pacientes con enfermedad tromboembólica, ha centrado la Reunión Anual del Grupo de Trabajo en Tromboembolismo de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI), que ha congregado en Córdoba a más de 400 médicos de diversas especialidades (internistas, neumólogos, hematólogos, angiólogos y otras) para compartir experiencias sobre esta patología, que abarca la embolia pulmonar y la trombosis venosa.
RIETE –una iniciativa del Grupo de Trabajo de Tromboembolismo de la SEMI- se inició en 2001 en 30 hospitales españoles, con el objetivo inicial de recoger información de un número amplio de pacientes para intentar conocer mejor la historia natural de la enfermedad y la respuesta al tratamiento anticoagulante de pacientes como las mujeres embarazadas, los ancianos encamados con enfermedades mentales o los pacientes con neoplasias diseminadas, cirrosis hepática, insuficiencia renal grave y otras enfermedades que interfieren con el tratamiento anticoagulante. “Poco a poco la idea fue prendiendo y actualmente participan en RIETE más de 200 hospitales de 20 países (incluyendo Canadá y Estados Unidos), constituyéndose en puntero a nivel internacional”, señala el Dr. Manuel Monreal, coordinador del Grupo de la SEMI.
“Gracias al volumen de información del que actualmente dispone –añade- conocemos mejor cómo tratar la enfermedad en cada caso concreto, facilitando un tratamiento individualizado. Además posibilita diseñar escalas pronósticas que sirven para identificar qué pacientes tienen alto, medio o bajo riesgo de sufrir complicaciones y así facilitar el alta hospitalaria precoz en los pacientes de bajo riesgo o el ingreso en una unidad de Cuidados Intensivos en los de riesgo alto”.
Dos de los más reputados expertos en enfermedad tromboembólica en el mundo, los profesores Paolo Prandoni y Harry Büller, han presentado las últimas novedades en el tratamiento de esta enfermedad en el marco de la reunión. En este foro han avanzado los nuevos anticoagulantes y abordado cuestiones de actualidad como cuándo suspender el tratamiento para cada paciente concreto y las nuevas opciones para prevenir y/o para tratar mejor la enfermedad.
Asimismo, se han adelantado los proyectos e iniciativas del Grupo de Trabajo de la SEMI, entre las que se encuentran la puesta en marcha de un Master en tratamiento anticoagulante y próximamente la certificación de unidades multidisciplinares de enfermedad tromboembólica.
Enfermedades de gran impacto
La embolia pulmonar es la tercera causa de muerte vascular después del infarto de miocardio y el ictus. En España la embolia pulmonar es tres veces menos frecuente que el infarto o el ictus, pero cuando ocurre se asocia a un tiempo de ingreso en el hospital más prolongado y una mortalidad mayor. Se trata con anticoagulantes, y durante el tratamiento un 4 por ciento de pacientes sangran de manera grave cada año (un 1,5% mueren por el sangrado). “Por ello, es tan importante saber qué pacientes en concreto se benefician de un tratamiento más agresivo o más largo y por el contrario quiénes precisan dosis más bajas o una menor duración de fármacos anticoagulantes”, explica el Dr. Monreal.
Por su parte, la trombosis (o tromboflebitis) en las venas de las piernas, que son incluso más frecuentes, a menudo producen embolia pulmonar y, a la larga, en cerca de la mitad de los pacientes dejan secuelas para toda la vida en la pierna afecta.

Copyright © 2015 Berbés Asociados / Todos los derechos reservados.

Compartir en facebook Compartir en twitter