La insuficiencia cardiaca aguda es el diagnóstico principal más común en los servicios de Medicina Interna en España

08/04/2011

Unos 250 internistas se reúnen con ocasión de la XIII Reunión de Insuficiencia Cardiaca y la II Reunión de Urgencias que se celebran los días 7 y 8 de abril en el Palacio de Congresos de Girona
La incidencia de la insuficiencia cardiaca ha iniciado en los últimos años una leve tendencia a la baja en adultos jóvenes, pero sigue aumentando paulatinamente en la población anciana
Un octogenario, a pesar de su reducida esperanza de vida, presenta un riesgo similar al de una persona de 40 años (cerca del 20%) de desarrollar insuficiencia cardiaca en el futuro
Entre las alternativas al tratamiento médico convencional en paciente con insuficiencia cardiaca refractaria destacan la ventilación mecánica no invasiva y los inotrópicos
El internista de urgencias es en muchas ocasiones el primero que entra en contacto con estos pacientes; uno de los puntos más importantes es valorar su gravedad y decidir el ingreso hospitalario
Durante la reunión se trata la llamada “paradoja de la obesidad”: cada vez son más frecuentes las evidencias que indican que el exceso de peso conlleva un menor riesgo de eventos en pacientes con enfermedades cardiovasculares, entre ellos la insuficiencia cardiaca
En España, el 75% de los ingresos hospitalarios y el 88% de las muertes atribuibles a la insuficiencia cardiaca se producen en personas de más de 65 años La incidencia de la insuficiencia cardiaca ha iniciado en los últimos años una leve tendencia a la baja en adultos jóvenes, pero sigue aumentando paulatinamente en la población anciana. A pesar de ello, se estima que una persona de 80 años, a pesar de su reducida esperanza de vida, presenta un riesgo de sufrir una insuficiencia cardiaca similar al de una persona de 40 años (cercano al 20%) de desarrollar insuficiencia cardiaca en el futuro.
Es una de las conclusiones de la XIII Reunión del grupo de Insuficiencia Cardiaca y la II Reunión del Grupo de Urgencias de la Sociedad Española de Insuficiencia Cardiaca que los días 7 y 8 de abril reúnen a 250 internistas en el Palacio de Congresos de Girona. En su marco, el doctor Francesc Formiga Pérez, coordinador del primero de ellos, señala que la insuficiencia aguda es “el diagnóstico principal más prevalente (el 5.5% de los casos) en los servicios de Medicina Interna”. Además,  la tasa global de ingresos por descompensación de esta enfermedad ha crecido linealmente en la última década en España, donde el 75% de los ingresos hospitalarios y el 88% de las muertes atribuibles a la insuficiencia cardiaca se producen en personas de más de 65 años”.
“El aumento de la enfermedad en la población de mayor edad es fruto de la combinación del mayor tiempo de exposición a los factores de riesgo y la mejoría en la supervivencia tras el diagnóstico de cardiopatía isquémica o inicial de la patología en los pacientes ancianos “jóvenes” (de 65 a 75 años) en la última década”, señala el Dr. Formiga.
Una de las principales novedades de estas dos reuniones de la SEMI es precisamente el hecho de realizarse conjuntamente; esto se debe a que el internista de los servicios de urgencias es en muchas ocasiones el primer profesional que entra en contacto con el paciente con insuficiencia cardiaca aguda. Como señala el doctor Gonzalo García de Casasola Sánchez, coordinador del Grupo de Urgencias, “en este tipo de pacientes, además del tratamiento médico habitual (con oxígeno, diuréticos o nitroglicerina) es fundamental detectar y tratar los factores precipitantes, entre los que destacan las arritmias cardiacas, la isquemia miocárdica aguda o la enfermedad tromboembólica”.
Obesidad y anemia, dos patologías relacionadas con la insuficiencia cardiaca El exceso de peso es un factor de riesgo bien establecido para el desarrollo de enfermedades cardiovasculares, entre ellas la insuficiencia cardiaca, y de incremento de la mortalidad, por lo que los esfuerzos de las autoridades sanitarias han estado siempre encaminados a la promoción de la pérdida de peso en la población general.
“A pesar de ello”, señala el Dr. Formiga, “son cada vez mas frecuentes las evidencias a favor de que el exceso de peso conlleva un menor riesgo de eventos en pacientes con enfermedades cardiovasculares, incluyendo la insuficiencia cardiaca. Este novedoso y al mismo tiempo controvertido fenómeno ha recibido el nombre de “Paradoja de la Obesidad””, y por ello será uno de los temas de discusión de la reunión.
Por otra parte, es conocido que los pacientes con insuficiencia cardiaca presentan varias características que pueden conducir a la aparición de una importante complicación como es la anemia que empeora el pronóstico de la enfermedad. Además, fármacos de uso común u obligatorio en estos pacientes, como los anticoagulantes y antiagregantes, favorecen la aparición o agravamiento de la anemia. Todos estos factores aumentan si el paciente presenta también una insuficiencia renal crónica.
El tratamiento de la insuficiencia cardiaca en los servicios de urgencias Para los internistas que trabajan en urgencias, uno de los puntos más importantes con respecto a los enfermos con insuficiencia cardiaca es decidir cuándo se debe ingresar a los pacientes y cuándo no. Según el doctor García de Casasola, “esa decisión debe individualizarse en cada paciente y en ella influyen ciertos criterios de gravedad, entre los que destacan la insuficiencia respiratoria y la hipotensión. Un punto conflictivo es plantear el ingreso de forma sistemática a los pacientes con un primer episodio de insuficiencia cardiaca a pesar de tener una evolución clínica inicial muy favorable”.    En cuanto a las alternativas al tratamiento médico convencional que actualmente se usan en los servicios de urgencias, el experto destaca la aplicación de ventilación mecánica no invasiva y el empleo de inotrópicos, que “se deben utilizar en pacientes bien seleccionados y no siempre será necesario el ingreso en una unidad de cuidados intensivos”.
Cómo prevenir la insuficiencia cardiaca: los avances más significativos Los expertos insisten en que la mejor manera de prevenir la insuficiencia cardiaca es llevar una vida sana, hacer ejercicio adecuado, no fumar, tomar alcohol de manera moderada y controlar los factores de riesgo cardiovascular conocidos, especialmente de la presión arterial, la diabetes mellitus y la hipercolesterolemia.
Los avances en el conocimiento y tratamiento de la insuficiencia cardiaca “son amplios y van desde la genética hasta el soporte mecánico, pasando por las comorbilidades asociadas (como la anemia, la insuficiencia renal, etc.)”, según el Dr. Formiga.
En este sentido, los recientes estudios EMPHASIS y SHIFT, presentados en las reuniones, suponen un importante avance en el conocimiento de la insuficiencia cardiaca y en el papel de algunos compuestos como alternativas terapéuticas de este tipo de pacientes.
Así, los resultados del ensayo clínico SHIFT indican que la reducción de la frecuencia cardíaca mejora el pronóstico y la situación clínica de pacientes con la enfermedad y confirman el importante papel de la frecuencia cardíaca en la fisiopatología de la insuficiencia cardiaca.
Por otro lado los resultados del estudio EMPHASIS confirman la gran eficacia clínica y pronostica de los antialdosterónicos en pacientes con insuficiencia cardíaca sistólica y función sistólica deprimida. La reducción en los diferentes objetivos del estudio (en particular mortalidad y necesidad de hospitalizaciones repetidas) son sin duda el hecho mas llamativo de este estudio, que obliga a trasladar a la estrategia terapéutica de este grupo de pacientes el tratamiento con antialdosterónicos.
Los grupos de insuficiencia cardiaca y urgencias de la SEMI En mayo 2011 se cumplen cuatro años de funcionamiento del Grupo de Urgencias, que cuenta en la actualidad con unos 90 miembros. Mientras, el Grupo de Insuficiencia Cardiaca, fundado en 1998, tiene dos registros en activo ahora mismo; el registro RICA, con más de mil doscientos pacientes incluidos, y el registro DICUMAP, sobre la realización de un MAPA de tensión arterial en los pacientes con insuficiencia cardiaca es uno de los más amplios del mundo en este sentido.  
 

Copyright © 2015 Berbés Asociados / Todos los derechos reservados.

Compartir en facebook Compartir en twitter