La lucha contra el envejecimiento acelerado

03/10/2012

Septiembre ha sido un buen mes para la progeria. Comenzábamos con la noticia de que el equipo del Dr. Carlos López-Otín, catedrático de Biología Molecular de la Universidad de Oviedo y uno de los líderes en la secuenciación del genoma de los cánceres, aportaba las claves de cómo las nuevas técnicas genómicas revolucionaban el estudio del envejecimiento.
Por otro lado, hace apenas unos días recibíamos los resultados del ensayo farmacológico llevado a cabo con 28 niños de 16 países que padecen de progeria y que ha demostrado una importante mejoría en todos ellos. Puede parecer una muestra muy pequeña, pero en realidad son el 75% de los casos conocidos en todo el mundo.
Esta enfermedad se caracteriza por la aparición de un envejecimiento acelerado en pacientes infantiles, con una media de edad de fallecimiento en torno a los 13 años.
Los investigadores del Boston Children´s Hospital evaluaron el ritmo de aumento de peso de los niños en comparación con su peso antes del tratamiento, examinaron la rigidez arterial y la densidad ósea al recibir tratamiento con un inhibidor de la farnesiltransferasa (IFT), un fármaco desarrollado para tratar el cáncer, y observaron resultados positivos.

La Fundación para la Investigación de la Progeria ha colaborado activamente en este estudio ayudando a los investigadores a identificar a los niños y a sus médicos de familia en todo el mundo para obtener así la información clínica necesaria previa al ensayo.
Después de que esta fundación y sus colaboradores científicos descubrieran  en el 2003 el gen que causaba la progeria, estamos ante un nuevo avance que puede ayudar a retrasar el envejecimiento acelerado de estos pacientes.
Es de admirar la labor de la Fundación para la Investigación de la Progeria. Además de descubrir el gen causante de la enfermedad, en doce meses detectaron un 31% de nuevos casos de niños con progeria en diferentes países del mundo gracias a la campaña “Encontremos a los otros 150”.  ¿Lo próximo? Esperar los resultados de un segundo ensayo clínico financiado por ellos y los Institutos Nacionales de la Salud.

Copyright © 2015 Berbés Asociados / Todos los derechos reservados.

Compartir en facebook Compartir en twitter