La obesidad se ha convertido en el trastorno nutricional más frecuente

05/10/2012

•La incidencia de este problema de salud se ha duplicado en los últimos diez años
•España es uno de los países que encabezan el ránking en obesidad infantil, sólo superada por Italia, Grecia y Malta con escasa diferencia
•La obesidad tiene asociadas otras dolencias como trastornos psiquiátricos, diabetes o complicaciones ortopédicas, entre otras
•Se estima que 1 de cada 100 recién nacidos será celiaco
“El trastorno nutricional más frecuente en nuestro entorno es la obesidad”, ha asegurado el Dr. Venancio Martínez, vicepresidente de la Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y Atención Primaria (SEPEAP), en el marco del XXVI Congreso Nacional de esta Sociedad, que se está celebrando estos días en Sevilla. “Podemos afirmar que la obesidad es la enfermedad prototípica de nuestro tiempo y el modelo social es el principal responsable de su aumento”, añade.
“La globalización y la evolución de las costumbres están conduciendo a un paulatino abandono de los hábitos de alimentación tradicionales, y la conocida como ‘dieta mediterránea’, hoy por hoy, se puede considerar más un propósito que una realidad”, explica el Dr. Martínez.
España es uno de los países que encabezan el ránking en obesidad infantil (Italia, Grecia y Malta la superan con escasa diferencia). Esta incidencia se ha multiplicado por dos en los últimos diez años y por tres, tomando como referencia los datos de hace dos décadas. Así, se estima que una tercera parte de los niños españoles presenta exceso de peso, es decir, padecen sobrepeso u obesidad. “Últimamente estamos detectando este problema en edades más tempranas, así como casos más severos”, señala este experto.
Además, esta problemática tiene asociadas otras dolencias como trastornos psiquiátricos, diabetes, enfermedades asociadas al hígado graso o complicaciones ortopédicas. “Es clave señalar que el exceso de peso en la infancia aumenta, hasta 17 veces, el riesgo de padecer obesidad en la edad adulta, con el consecuente aumento de enfermedades metabólicas, cardiovasculares, oncológicas, y por tanto, el incremento de los costes asistenciales”, comenta el Dr. Venancio Martínez.
Educación e investigación ¿Cómo aprende un niño a comer de forma correcta? En palabras del Dr. Martínez, “se aprende, fundamentalmente, viendo comer bien en su casa. Si sus padres comen de forma adecuada y le dan a la alimentación la importancia que le corresponde, como tarea educativa dentro de los hábitos de vida del niño, las posibilidades de que su hijo se alimente bien serán mayores”.
“Los pediatras llevamos mucho tiempo advirtiendo de que el número de niños obesos en España está aumentando más que en otros países de nuestro entorno, y que el planteamiento de las intervenciones emprendidas desde diferentes ámbitos está equivocado”, comenta este especialista.
Por ello, los expertos piden que se haga un replanteamiento de estos esfuerzos, los cuales deberían centrarse, especialmente, en el campo de la investigación. En este sentido, la educación es fundamental, empezando porque los niños aprendan a comer adecuadamente y hagan ejercicio de forma regular.
Niños celiacos La enfermedad celiaca (EC) es la patología crónica intestinal más frecuente en España y se estima que 1 de cada 100 recién nacidos la padecerá a lo largo de su vida. “Aunque todas las investigaciones realizadas hasta el momento apuntan a que los factores genéticos juegan un papel determinante, no son suficientes a la hora de establecer el desarrollo de la EC, precisándose, además, la existencia de otros factores de riesgo”, afirma el Dr. Cristóbal Coronel, presidente del XXVI Congreso Nacional de la SEPEAP.
Diarrea crónica y/o recurrente, dolor y distensión abdominal, vómitos, pérdida de peso y/o retraso en el crecimiento, estreñimiento, alteraciones del carácter e irritabilidad, son los síntomas que pueden hacer sospechar que un niño es celiaco.
Por el momento, el único tratamiento para la EC es la exclusión del gluten de la dieta de manera estricta y de por vida. “El sabio griego, Hipócrates de Kos, en su día afirmó: ‘Que tu alimento sea tu medicina y tu medicina tu alimento’. Y esto es el que debemos inculcar al niño celiaco”, comenta el especialista. “A pesar de que, actualmente, no existe una cura para este problema, estamos asistiendo a nuevos avances en los criterios diagnósticos y terapéuticos, y se está investigando en algunos campos, como la obtención de cereales exentos de las fracciones tóxicas del gluten (obtenidos por ingeniería genética), los tratamientos orales o la vacunación”, expone el Dr. Coronel.
“Además –añade este experto- se están dando grandes pasos en el ámbito de la concienciación social. Ejemplo de ello es el reciente anuncio por parte del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, de que el pan para celiacos tendrá un IVA superreducido”.

Copyright © 2015 Berbés Asociados / Todos los derechos reservados.

Compartir en facebook Compartir en twitter