La radioterapia, sola o asociada a otros tratamientos, contribuye al 40% de las curaciones de cáncer

04/02/2014

En el Día Mundial contra el Cáncer, la Sociedad Española de Oncología Radioterápica (SEOR) presenta su visión sobre la situación actual de la especialidad en España

LogosSEOR_mayuscula 


  • Entre el 50 y el 55% de los pacientes con cáncer recibe radioterapia en algún momento de su vida. La mayor parte lo hace tras el diagnóstico, aunque también se utiliza cuando aparece metástasis, para aliviar los síntomas que produce la enfermedad
  • El 30% de los equipos de radioterapia en España tiene más de 10 años, fecha en la cual la SEOR considera que deben ser reemplazados
  • Los oncólogos radioterápicos señalan que la población debe saber y poder preguntar en qué casos la extirpación se puede sustituir por la radioterapia
  • A pesar del amplio porcentaje de pacientes tratados por esta especialidad, todavía existe cierto desconocimiento sobre ella, no solo entre la población general sino entre la propia profesión médica
 
Madrid, 4 de febrero de 2014.- El cáncer es una de las enfermedades que más muertes ocasionan en el mundo y en España; es responsable del 27,5% de los fallecimientos que se produjeron en nuestro país en 2012. Hoy, coincidiendo con la celebración del Día Mundial contra el Cáncer, la Sociedad Española de Oncología Radioterápica (SEOR) hace una revisión de la importancia y la situación de esta especialidad, fundamental en el tratamiento de los tumores.
Según el doctor José López Torrecilla, presidente de la SEOR y jefe del Servicio de Oncología Radioterápica del Hospital General Universitario de Valencia, “aproximadamente, entre el 50 y el 55% de los pacientes con cáncer recibe radioterapia en algún momento de su vida. La mayor parte lo hace tras el diagnóstico, aunque algunos pueden llegarla a recibir tras la aparición de metástasis para aliviar los síntomas que produce la enfermedad”.
Hoy en día, el cáncer se cura en el 50-60% de los pacientes; la radioterapia, sola o asociada a otros tratamientos, contribuye al 40% de las curaciones, aunque su porcentaje de éxito es variable dependiendo de la localización del tumor y del estadio de la enfermedad. Así, por ejemplo, los tumores de mama diagnosticados precozmente y tratados con una cirugía limitada, conservando el pecho y posteriormente con una radioterapia pueden tener un control de la enfermedad superior al 95%. Sin embargo, señala este experto, “en otros tumores más avanzados este tratamiento va tener como único objetivo aliviar el dolor o cortar la hemorragia y ello se consigue en el 90% de las ocasiones”.
Una especialidad todavía poco reconocida entre la población y algunos profesionales
A pesar del amplio porcentaje de casos de pacientes de cáncer que son tratados por esta especialidad, todavía se trata de un área sobre la que existe cierto desconocimiento, no solo entre la población general sino también entre la propia profesión médica, “probablemente por el escaso peso que tienen los conocimientos de Oncología Radioterápica en los estudios de Medicina. Hay que tener en cuenta que las clases sobre nuestra especialidad en Medicina son impartidas dentro de la asignatura de Radiología junto con la de Medicina Nuclear y la Rehabilitación y por tanto esta información para el futuro médico general es limitada”, explica el especialista.
Por todo ello, señala el Dr. López Torrecilla, “en muchos tumores, tras el diagnóstico, la radioterapia es una opción de tratamiento y es bueno que el paciente piense que ante un cáncer la extirpación no es la única vía, sino que pueden existir otras opciones de tratamiento que son igual de efectivas y que tiene derecho a preguntar por ellas”.
La puesta al día de la tecnología, clave para el abordaje radioterápico del cáncer
La Oncología Radioterápica depende en gran medida de una serie de equipos de tratamiento que evolucionan continuamente y cuya renovación periódica es obligatoria para poder aplicar las técnicas de tratamiento más adecuadas a los conocimientos que van mejorando sobre el crecimiento y extensión del cáncer.
Según este experto, “la coyuntura económica ha retrasado la renovación de equipos de tratamiento y la estandarización de los sistemas de información en todos los servicios de Oncología Radioterápica”, ya que las inversiones en esta área obligan a un desembolso importante cuando se instalan o renuevan servicios, debido al coste de los equipos de tratamiento, planificación o simulación. Sin embargo, hay que recordar que los equipos de radioterapia se utilizan durante un tiempo largo, aproximadamente diez o doce años, lo que hace que los tratamientos sean menos costosos que otros utilizados habitualmente en oncología y tengan un costo-efectividad muy alto.
Según el Dr. López Torrecilla “los equipos de radioterapia deberían reponerse cada 10-12 años, máximo 15, porque a pesar de ser seguros, por el mantenimiento y los controles dosimétricos a los que son sometidos continuamente, los avances tecnológicos hacen que no sean adecuados para los tratamientos más avanzados que deben aplicarse en algunas localizaciones tumorales”.
Sin embargo, un análisis de los recursos disponibles en todos los hospitales españoles llevado a cabo por la SEOR desvela que el 30% de los equipos tienen más de diez años, e incluso un 12% tiene más de 15 años. Esto obliga a una renovación de una parte importante de los equipos de tratamiento en los próximos cinco años, aunque también es destacable que un 33% de los equipos tiene menos de cinco años y por lo tanto están dotados de todos los avances para administrar una radioterapia de alta calidad.
 

Copyright © 2015 Berbés Asociados / Todos los derechos reservados.

Compartir en facebook Compartir en twitter