La Sanidad necesita una transformación que aumente su eficiencia disminuyendo el gasto

01/12/2011


 

  • Según lo expuesto en el Foro “Innovación en Gestión Clínica en tiempos de crisis”
  • Los ponentes han analizado distintas experiencias dirigidas a mejorar la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud
  •  Durante el Foro se ha hecho entrega del 10º Premio Cátedra Pfizer en Innovación y Excelencia en Gestión Clínica, que ha recaído en Josep Comín Colet, jefe clínico del Programa de Insuficiencia Cardiaca, del Hospital del Mar de Barcelona

En el contexto actual de crisis económica, el debate sobre la viabilidad del Sistema Nacional de Salud, cuyo valor social no se suele cuestionar, se centra básicamente en cómo controlar el gasto sanitario público que, en cifras totales, supone 63.768 millones de euros. Entre los causantes del incremento del gasto sanitario público se han señalado, tanto el aumento desmesurado de la demanda, como la ineficiencia del modelo asistencial.
Este ha sido el punto de partida del Foro “Innovación en Gestión Clínica en tiempos de crisis”, celebrado esta mañana en Valencia, en la sede del Centro Superior de Investigación en Salud Pública (CSISP), y organizado conjuntamente por la Conselleria de Sanitat de la Generalitat Valenciana, el Hospital General Universitario de Valencia en su V centenario y la Fundación Pfizer.
Durante el Foro se ha puesto de manifiesto el hecho de que la sanidad necesita una transformación profunda de su gestión para aumentar su eficiencia y disminuir el ‘desperdicio’ (es decir, todas aquellas actividades que se realizan y no aportan valor a la esencia del proceso asistencial). Por tanto, y según explica Lola Ruiz Iglesias, directora de la Cátedra Pfizer en Gestión Clínica, “ha llegado el momento de reflexionar sobre cómo se están utilizando los recursos existentes y acudir a modelos de gestión contrastados en los que los profesionales, piezas clave del sistema, deben tomar un papel activo y ser los verdaderos motores del cambio en la consecución de un mayor equilibrio entre los objetivos de calidad y eficiencia del sistema”.
En este sentido, los participantes han analizado las distintas experiencias en la gestión sanitaria del ‘desperdicio’, el cual tiene un impacto directo en la sostenibilidad del sistema sanitario y su gestión debería ser requisito previo a la introducción de medidas que penalicen innecesaria e inadecuadamente a la población.
En palabras de Sergio Blasco, director gerente del Departamento Valencia-Hospital General, quien intervino en el Foro, “es en este momento de coyuntura económica cuando más se nos está exigiendo en materia de contención del gasto y eficiencia. Este esfuerzo por reordenarnos, optimizar nuestro gasto y ser eficientes es el eje que marca la gestión y objetivos del Hospital General Universitario de Valencia en los últimos años. Nuestros últimos proyectos estratégicos han centrado sus objetivos en aumentar los niveles de eficiencia sin perjuicio de la atención a nuestros pacientes. Si algo caracteriza a nuestro hospital, con una trayectoria de 500 años, es la calidad en el trato humano, servicios eficaces y tecnología”.
Modelo de atención más eficiente al paciente con Insuficiencia Cardiaca  
Durante el Foro el consejero de Sanidad, Luis Eduardo Rosado, ha hecho entrega del 10º Premio Cátedra Pfizer en Innovación y Excelencia en Gestión Clínica, dotado de 10.000€, y cuyo objetivo es reconocer e incentivar los avances que en gestión clínica se están realizando en los servicios sanitarios de nuestro país. En esta edición ha recaído en Josep Comín Colet, jefe clínico del Programa de Insuficiencia Cardiaca, del Hospital del Mar de Barcelona, autor del trabajo ‘Un modelo integral de atención a los pacientes con insuficiencia cardiaca’.
La Insuficiencia Cardiaca (IC) es un auténtico problema de salud pública, supone la tercera causa de muerte de tipo cardiovascular y la primera de ingreso hospitalario en pacientes mayores de 65 años. Esto ha motivado que esta enfermedad se convierta, junto a otras patologías que cursan con una historia natural de cronicidad, en una de las amenazas de los sistemas de salud de los próximos años. Actualmente, la mayoría de países desarrollados destina cerca de un 2% del total del presupuesto sanitario a la IC, siendo el 70% del gasto relacionado con la hospitalización.
El trabajo llevado a cabo por el Hospital del Mar de Barcelona, y premiado esta mañana, se ha basado en el desarrollo del Chronic Care Model y de los Programas de Gestión de Patologías para mejorar el abordaje de todas las condiciones crónicas y concretamente, de la IC. Para ello, se ha realizado una serie de transformaciones en la atención del paciente crónico como son: atención integral y multidisciplinaria, coordinación entre atención especializada y atención primaria, cambios en el modelo de atención al paciente ambulatorio, potenciar la intervención de personal no facultativo en estos programas e incluir la monitorización de resultados en salud en el proceso de trabajo.
El objetivo de este modelo integral de atención al paciente con insuficiencia cardiaca es mejorar la mortalidad, morbilidad, calidad de vida y el nivel de autocuidado de los pacientes. Para ello, ha situado al paciente con IC en el centro del proceso, derivando en una forma de atención al mismo más eficiente.
Fundación Pfizer
Desde 1999, la Fundación Pfizer tiene la misión de mejorar la educación en salud de la población española, a través de la promoción del concepto de envejecimiento saludable, desde cualquier etapa de la vida, como un proceso natural, optimista y dinámico, desarrollando iniciativas que reconozcan y apoyen la investigación, la innovación, el compromiso social y la difusión del conocimiento en salud.

Copyright © 2015 Berbés Asociados / Todos los derechos reservados.

Compartir en facebook Compartir en twitter