La SEMI subraya la necesidad de implantar en los hospitales nuevos modelos de gestión clínica centrada en los pacientes

27/09/2013

 
Sin título
En el marco de la XIII Reunión de Jefes de Servicio que la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) celebra en Madrid los días 27 y 28 de septiembre
 

  • Entre otras fórmulas, se propone implementar y desarrollar la gestión clínica en los servicios de medicina transfiriendo la responsabilidad en la toma de decisiones a los internistas.
 
  • Estos nuevos modelos deben ser transparentes y medibles en términos de resultados en salud y económicos y centrados en el paciente, buscando los mayores niveles de calidad y eficiencia, sobre todo en estos momentos de crisis económica.
 
  • Se propone además la creación de Unidades de Procesos (multiprofesionales y multidisciplinares) para el manejo de enfermedades prevalentes o que consuman muchos recursos, que incluyan apoyo domiciliario, soporte de hospital de día, call centers, herramientas de teleasistencia o telemonitorización, etc.
 
  • El ingreso hospitalario debería estar enfocado a procedimientos terapéuticos ligados a alta complejidad tecnológica y reagudizaciones muy específicas de pacientes muy seleccionados con enfermedades crónicas
 
  • Potenciar nuevos modelos asistenciales es uno de los ejes fundamentales del Plan Estratégico de la SEMI para el 2014, junto con el impulso a la docencia, la investigación y  facilitar la comunicación con los socios y la sociedad en general a través de los órganos de expresión de la Sociedad
 
 
PortadaLa Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI), en el marco de la Reunión de Jefes de Servicio que organiza los días 27 y 28 de septiembre en Madrid, reivindica reorientar el sistema sanitario favoreciendo la implantación y el desarrollo de la  gestión clínica en los servicios de medicina, para que se transfiera la responsabilidad en la toma de decisión cada vez más hacia los profesionales, que son los que conocen la realidad asistencial. Esta gestión tiene que estar centrada en las necesidades del paciente y muy especialmente en el paciente crónico.
 
Para el Dr. Antonio Zapatero, vicepresidente 2º de la SEMI, en la actualidad existe una falta de continuidad entre los distintos niveles asistenciales, una fragmentación de la atención en múltiples especialidades y un limitado trabajo en equipo, de ahí la necesidad de implantar nuevas fórmulas de gestión en los hospitales. “Debemos avanzar hacia modelos de gestión centrados en el paciente, con una visión global de la persona enferma en la que se tenga en cuenta su contexto familiar y social, y que además sean transparentes y generen conocimiento sobre los resultados en salud y/o económicos”, subraya.
 
Las nuevas tecnologías están facilitando el desarrollo de estos  nuevos modelos de gestión: se han puesto en marcha consultas virtuales a través de videoconferencia, facilitado el control de enfermos crónicos a través de apps específicas, se han desarrollado aplicaciones para algunas enfermedades concretas como la insuficiencia cardiaca, etc. y se espera que aún sean mayores los avances en este campo en los próximos años. Pero, según puntualiza el Dr. Zapatero, “aunque las tecnologías son importantes, lo es mucho más el convencimiento del profesional sobre la necesidad del cambio y adaptarse a las necesidades del paciente”.
 
Los pacientes también deben asumir a su vez un papel más relevante en la gestión de su enfermedad, y para ello deben estar más informados y tomar responsabilidad en el curso de su proceso.
 
La eficacia y eficiencia de la implantación de modelos de atención a pacientes crónicos ha quedado demostrada en múltiples experiencias llevadas a cabo en los servicios de Medicina Interna, profesionales que, gracias a su formación generalista con visión integral del paciente, asumen una posición clave en el manejo de estos pacientes, especialmente los complejos, formando equipo con los profesionales de atención primaria y evitando la fragmentación de la asistencia, las duplicidades y la medicación inadecuada.
 
Entre los objetivos que se persiguen con los nuevos modelos de gestión hospitalaria se encuentran buscar la mayor eficiencia en el uso de recursos, más en estos tiempos de crisis y así se plantean medidas concretas como limitar el ingreso en el hospital para procedimientos terapéuticos ligados a alta complejidad tecnológica y reagudizaciones muy específicas de pacientes muy seleccionados con enfermedades crónicas; crear y ampliar dispositivos de apoyo para la resolución rápida de problemas; establecer Unidades de Procesos (multiprofesionales y multidisciplinares) para el manejo de enfermedades prevalentes o que consuman muchos recursos; y desarrollar alternativas a la hospitalización convencional (equipos de soporte, domiciliaria, hospital de día..).
 
Implicar a los profesionales en una gestión eficiente con respuesta innovadora a la enfermedad crónica, modificar sistemas de incentivos y retribuciones de las partes intervinientes y constituir Unidades de gestión de procesos crónicos (con médicos de familia, enfermería, apoyo domiciliario, soporte de hospital de día, call centers, ayuda de herramientas de teleasistencia o telemonitorización) son otros elementos clave.
 
En definitiva, “el objetivo es constituir un modelo de atención transversal con un concepto generalista basado en una atención sanitaria integrada, coordinada, más eficaz y con menor coste y medible en términos de resultados de salud”, apunta el Dr. Zapatero.
 
Plan Estratégico de la SEMI
Los servicios de Medicina Interna, que son los que realizan el mayor número de altas dentro de los servicios hospitalarios, tienen que hacer frente al progresivo envejecimiento de la población y a la importante comorbilidad y presencia de enfermedades crónicas asociadas.
 
En este sentido, la SEMI trabaja por ofrecer una mayor formación en nuevas competencias y habilidades necesarias para la gestión de estos pacientes, promover la investigación e innovación para su asistencia y gestión, impulsar la promoción de la salud y prevención de enfermedades, potenciar la excelencia clínica, y establecer relaciones multidisciplinarias con otras Sociedades (trabajo social, médicas, de enfermería, etc.), así como con asociaciones de pacientes para promocionar el autocuidado.
 
Precisamente, potenciar nuevos modelos asistenciales es uno de los ejes fundamentales del Plan Estratégico de la SEMI que se está elaborando y con una duración de 5 años en los que se han identificado las principales líneas estratégicas de la SEMI para los próximos años, y que señalan como preferentes  el impulso a la docencia, la investigación y aumentar la comunicación con los socios y la sociedad civil en general a través de los órganos de expresión de la Sociedad, según se ha dado a conocer en el marco de este foro científico que reúne a más de 100 especialistas, jefes de Servicio y Unidad de Medicina Interna de todo el país.
 
El Plan también contempla acciones orientadas a la población general, la asistencia al paciente crónico y mantener relaciones con asociaciones de pacientes. Asimismo, concede gran relevancia al establecimiento de relaciones con otras sociedades científicas y de otros países de Latinoamérica, Europa y América.
 
Actualmente, más de 5.000 internistas y 1.230 residentes en proceso de formación en la especialidad trabajan diariamente en los distintos tipos de hospitales de España, en plantas de hospitalización de adultos, consultas y áreas de urgencias. De su capacidad y cuidados depende la atención de una gran mayoría de pacientes con procesos prevalentes en la práctica hospitalaria (infecciones diversas, enfermedades cardiovasculares, respiratorias, digestivas, neoplasias, etc.), y también de aquellos pacientes complejos, bien por presentar un diagnóstico más difícil, por padecer varias enfermedades crónicas complejas o bien por estar en situación más frágil.

Copyright © 2015 Berbés Asociados / Todos los derechos reservados.

Compartir en facebook Compartir en twitter