La Sociedad Española de Medicina Interna pondrá en marcha un modelo de informe de alta hospitalaria con criterios de calidad en la asistencia del paciente diabético

15/11/2010

Alrededor de 2.000 expertos se dan cita en Oviedo en el XXXI Congreso Nacional de la Sociedad Española de Medina Interna (SEMI)
La diabetes afecta a uno de cada tres pacientes hospitalizados en los servicios de Medicina Interna en España. Sin embargo, la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) ha detectado en diversos registros que muchos pacientes con la enfermedad no son objeto de un control aceptable de su patología en relación a las estrategias terapéuticas de control y prevención vascular, al ser valorados en el ingreso hospitalario por otras enfermedades.
Por ello, la SEMI, en colaboración con la Sociedad Española de Diabetes (SED), pondrá en marcha próximamente un modelo de informe de alta hospitalaria (IAH) con criterios de calidad en la asistencia del paciente diabético, como desarrollo del proyecto publicado recientemente en la revista Medicina Clínica.
En este sentido, el Dr. Pedro Conthe, presidente de la SEMI, señala que la hospitalización y el alta hospitalaria “son momentos clave para abordar una estrategia intensificada de actuación en el paciente diabético de alto riesgo”.
Ahondando en este aspecto, el estudio REDIMI, que presentará el Dr. Manuel Montero en el marco del XXXI Congreso Nacional de la SEMI, el II Congreso Ibérico de Medicina Interna y el VII Congreso de la Sociedad Asturiana de Medicina Interna, que reúne en Oviedo a alrededor de 2.000 expertos entre los días 17 y 20 de noviembre, aportará datos que revelan la posibilidad de mejorar la prevención de estos eventos.
Según señala el Dr. Ricardo Gómez de la Torre, presidente del Comité Organizador del Congreso, el Documento de Consenso para la Elaboración del Informe de Alta Hospitalaria que se presenta en el Congreso “traduce el esfuerzo de la SEMI, en consenso con otras Sociedades Científicas, para valorar la calidad de los IAH, pues éstos reflejan un margen importante de mejora en relación con la información que se trasmite a los pacientes, es decir, que esta sea clara y sencilla. Al mismo tiempo, con este informe se pretende reforzar la relación con los equipos de Atención Primaria para que sea más fluida y directa”.
La prevalencia de la diabetes tipo 2 en España se sitúa entre el 6 y el 12 por ciento de la población y aumenta con la edad, alcanzando hasta el 18 por ciento de las personas mayores de 65 años y hasta el 20 por ciento de los mayores de 75. A pesar de ello, se estima que la enfermedad no está diagnosticada en 4 de cada 10 casos.
“Este elevado número de pacientes revela el papel crucial del internista en esta patología crónica, especialmente cuando se encuentran desestabilizados”, destaca el Dr. Conthe. El perfil del paciente diabético atendido por este especialista es el de una persona de edad avanzada con comorbilidad aguda o crónica que ingresa en los servicios de medicina interna por su patología asociada o por una complicación de la diabetes.
Así, la gran parte de los ingresos de estos pacientes en Medicina Interna se debe fundamentalmente a dos circunstancias: bien la patología en sí misma o una comorbilidad asociada (hipertensión, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, el síndrome de apnea del sueño, insuficiencia renal, etc.), o bien o el sufrimiento de una de las complicaciones de la propia diabetes.
Por ello, “en diversas mesas del Congreso se abordan en profundidad los últimos tratamientos para las complicaciones micro y macro vasculares del paciente diabético, que soporta una alta carga de sufrimiento y se beneficia de un buen control glucémico. Para ello, se abordaran las novedades terapeúticas disponibles, tanto orales como en insulinoterapia, que pueden conseguir un control integral de todos los parámetros metabólicos”, añade el Dr. Conthe.
Revisión del informe de alta hospitalaria Uno de los temas más importantes que constituyen el desarrollo del Congreso se refiere a la necesidad de homogeneizar los IAH y mejorar su calidad.
El IAH es el documento que resume la atención recibida por un paciente durante su ingreso hospitalario, y las recomendaciones que debe seguir tras su alta, en un futuro cercano. “Este documento es más importante, si cabe, en los pacientes con enfermedades complejas -el 70 por ciento-, ya que requieren un puente de seguimiento estrecho entre el hospital y su casa”, explica el Dr. Conthe
A pesar de la importancia del IAH, existe una gran heterogeneidad en nuestro país en su realización, por parte de los servicios y especialidades médicas, y una ausencia de recomendaciones que faciliten su elaboración.
Su importancia radica en que un 50 por ciento de los pacientes que son hospitalizados se encuentran desprotegidos al ser dados de alta y volver a su domicilio con su nueva enfermedad, por lo que constituye un documento fundamental de la historia clínica, ya que facilita la continuidad asistencial, evitando la repetición de pruebas y visitas innecesarias, y disminuyendo los errores.
En cualquier caso, los especialistas señalan que todos los pacientes deben salir del hospital con un informe de alta, ser conscientes de su importancia y presentarlo en cualquier acto médico posterior.
El uso de la ecografía en Medicina Interna La ecografía puede convertirse en una herramienta muy útil para el internista y, sin duda, puede ayudarle a ser mejor profesional, ya que con esta técnica mejora su capacidad de exploración física de los pacientes.
“La ecografía es un procedimiento diagnóstico que se encuentra al alcance de cualquier médico. Es utilizada por radiólogos, cardiólogos, urólogos, digestivos, anestesistas, etc  y, por qué no, también podrían utilizarla los médicos internistas” señala el Dr. Gonzalo García de Casasola, coordinador del Grupo de Urgencias de la SEMI. “Existen determinados procedimientos ecográficos a los que es posible sacar rendimiento con una formación muy básica”, añade el especialista.
En este sentido, la SEMI considera que la ecografía clínica básica debe ser practicada por el internista, al igual que en la mayoría de los países de nuestro entorno, de tal modo que se ha incluido en el Mapa de Competencias del Internista Español.
Por ello, la SEMI está diseñando un ambicioso plan de formación, que incluye unos cursos de ecografía básica, como ya empezaron a hacer las sociedades de Atención Primara,  y está elaborando un pequeño manual que recoge la información que los internistas necesitan en el campo de la ecografía.
Son varios los procesos en los que la ecografía podría ser de utilidad para el médico internista, como “la valoración de los pacientes con insuficiencia respiratoria aguda, hipotensión, taquicardia e insuficiencia renal. La ecografía podría ayudar muchísimo en el procedimiento diagnóstico”. Además, los equipos de ecografía son, en muchos casos, portátiles, lo cual “facilita enormemente la utilización por parte de los médicos que tienen la responsabilidad directa sobre los pacientes”, indica el Dr. García de Casasola, que añade que “en todo caso, hablamos de aspectos muy concretos dentro de la ecografía; por ejemplo, dentro del campo de la ecocardiografía, al internista posiblemente le interese valorar la función ventricular, la existencia de derrame pericárdico, hipertrofia ventricular o la dilatación auricular y, en el ámbito de la ecografía abdominal, resulta muy útil para valorar si existe líquido libre intraabdominal, hidronefrosis, retención aguda de orina o el grado de colapsabilidad de la vena cava inferior”.
Se trataría, según el experto, de aspectos que proporcionarían al especialista mucha información útil y relevante sobre su paciente. Por otro lado, la ecografía también permitiría guiar algunos procedimientos invasivos como son la toracocentesis o la paracentesis y el acceso a vías venosas centrales.
El XXXI Congreso Nacional de la SEMI Además del análisis de los modelos de alta hospitalaria, el Congreso de la SEMI destaca por varios motivos, como son las novedades específicas, la participación de los internistas de Portugal junto con personalidades destacadas de la Federación Europea de Medicina Interna y los temas de formación.
Entre las novedades específicas “cabe mencionar una Conferencia en relación con las habilidades en la Comunicación Médica, Cáncer y Envejecimiento, la Historia Clínica Electrónica, Bioética en Investigación y la participación de la Medicina Interna de Portugal junto con la  proyección de la Medicina Interna Ibérica en Europa”, apunta el Dr. Gómez de la Torre.
“También son de resaltar los foros de debate que abordan la misión del internista en los diferentes entornos asistenciales (hospitales comarcales y de tercer nivel), sin olvidar los temas relacionados con la seguridad del paciente. Y por supuesto un complejo programa de actividades científicas: estrategias en prevención cardiovascular, tratamiento de la enfermedad tromboembólica venosa, novedades en enfermedades autoinmunes y sistémicas, visión global de la insuficiencia cardíaca y atención a problemas socio-sanitarios”, añade.

Copyright © 2015 Berbés Asociados / Todos los derechos reservados.

Compartir en facebook Compartir en twitter