La solidaridad no tiene fronteras

08/10/2010

De entre todas las enfermedades raras que existen, hoy vamos a dedicar unas líneas a hablar de la progeria, también conocida como el síndrome de Hutchinson-Gilford. Para muchos os será poco familiar el nombre pero seguro que habéis visto o habéis oído hablar de la película protagonizada por Brad Pitt, “El curioso caso de Benjamin Button”. Aunque las personas que lo padecen no rejuvenecen con los años y su esperanza de vida es de 13 años, la película sí que refleja los problemas de salud a los que se enfrentan desde que nacen.
Desde Berbés Asociados colaboramos a través de la red internacional de la que somos miembro, Global Health PR, con la Fundación para la Investigación de la Progeria (PRF) (www.progeriaresearch.org). Desde 1999 trabaja para hallar la causa, el tratamiento y la cura de la progeria, una enfermedad que como ya hemos apuntado se caracteriza por un envejecimiento prematuro que causa el fallecimiento de los niños que la sufren por ataques al corazón o derrames cerebrales a muy pronta edad.
En los últimos diez años, se ha identificado el gen que causa la progeria y ha permitido descubrir un posible tratamiento para los niños que la padecen. De hecho, a principios de septiembre, el periódico Público se hizo eco de que un equipo de investigadores españoles había encontrado en ratones un nuevo tratamiento para esta enfermedad considerada rara porque afecta a un porcentaje muy bajo de población. De hecho, PRF puso en marcha hace un año la campaña de concienciación internacional: “Encontremos a los otros 150” y de 52 casos se ha pasado a 67 identificados, todo un logro teniendo en cuenta que pueden estar en cualquier país, población, aldea o incluso tribu.

Copyright © 2015 Berbés Asociados / Todos los derechos reservados.

Compartir en facebook Compartir en twitter