Los equipos multidisciplinares de atención a pacientes quirúrgicos logran mejores resultados, reducen las estancias hospitalarias y aumentan la eficiencia global

18/02/2013

SEMIfondoBlanco_JP

Se presenta la publicación “Medicina Perioperatoria”, avalada por la Sociedades Española y Catalano-Balear de Medicina Interna


  • La actividad quirúrgica cada vez es mayor: sólo en España el número de intervenciones aumentó en un 21,4% en el año 2008 respecto a 2001
 
  • Gracias a la espectacular mejora de las técnicas quirúrgicas y procedimientos anestésicos, están aumentando las intervenciones en enfermos más complejos, de más edad y con mayor comorbilidad, lo que genera dificultades crecientes a los especialistas para el control y seguimiento de estos pacientes
 
  • Esta publicación recoge todos los aspectos relacionados con la atención médica de los pacientes sometidos a una intervención quirúrgica, desde los preparativos para afrontar la cirugía con las mayores garantías de éxito hasta las complicaciones más habituales
 
 
En los últimos años la actividad quirúrgica está aumentando de forma importante. Sólo en España se realizaron 4.567.730 intervenciones quirúrgicas en el año 2008, lo que supone un incremento del 21,4% respecto a 2001.
 
Según explica el Dr. Jordi Casademont,  miembro de la Sociedad Española de Medicina Interna, este incremento se debe, junto con el crecimiento demográfico, a varios factores. “Por una parte –señala- el gran avance de las técnicas y procedimientos quirúrgicos y anestésicos hace que sea factible operar en la actualidad a casi cualquier paciente”. Asimismo, se está produciendo un envejecimiento de la población con una evidente mejora en la calidad de vida.
 
Como consecuencia están aumentando las intervenciones en enfermos más complejos, de más edad y con mayor comorbilidad, lo que genera dificultades crecientes a los especialistas quirúrgicos para su control y seguimiento.
 
A esta situación hay que añadir que los servicios quirúrgicos con frecuencia tienen una organización asistencial que, probablemente, facilita un buen rendimiento desde el punto de vista del número de intervenciones realizadas, pero que, en muchos casos, impide un seguimiento diario del paciente tal y como desearían los propios cirujanos.
 
El Dr. Casademont apunta que “necesariamente, la atención médica del enfermo se verá deteriorada si cada día le visita un médico distinto. La superespecialización de los diversos cirujanos hace que, en ocasiones, existan problemas para el seguimiento de patologías, incluso quirúrgicas, que no están dentro de su área de capacitación específica, lo que acentúa aún más la dificultad para la visión global y control general del paciente”.
 
Como resultado de todo ello la asistencia perioperatoria es progresivamente más compleja y multidisciplinaria. En ella participan, además de anestesistas, especialistas quirúrgicos y de servicios centrales, especialistas médicos con intensidad y profundidad crecientes. En este sentido, Medicina Interna ocupa un lugar preponderante, dado su carácter polivalente y globalizador.
 
Esta realidad ha hecho que, desde hace varios años, se esté desarrollando la denominada Medicina Perioperatoria en países como Estados Unidos, como una forma de organizar y mejorar la atención médica de estos pacientes.
 
PortadaMedicinaPerioperatoriaEn este contexto, se presenta la segunda edición de la única obra en castellano que aúna esta actividad, bajo el título “Medicina Perioperatoria”, publicación que por su calidad cuenta con el aval de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) y la Sociedad Catalano-Balear de Medicina Interna.
 
“Con una orientación eminentemente práctica –señala el Dr. Javier García Alegría, ex presidente de la SEMI- “este manual aborda la gran cantidad y complejidad de los problemas médicos en los enfermos quirúrgicos”.
 
Fruto de la mayor y mejor oferta técnica quirúrgica y de los cuidados anestésicos, la variedad de posibles motivos de consulta médica por servicios quirúrgicos ha crecido en volumen y en complejidad, y exige una amplitud de conocimientos prácticos y habilidades para el trabajo en equipo que se recogen en este libro.
 
En este sentido, los editores (los doctores J. Casademont, J.M. Porcel, J.A. Capdevila, A. Selva-O'Callaghan y E. Montero) –que han liderado un proyecto que cuenta con la participación de numerosos internistas y otros especialistas-  describen cuáles son los aspectos fundamentales a tener en cuenta cuando se realiza una interconsulta en un servicio quirúrgico.
 
Interconsultas en servicios quirúrgicos
En los últimos años, cada vez es mayor la dedicación profesional actual de los internistas en campos ajenos a la hospitalización convencional, representando una parte muy importante las interconsultas en servicios quirúrgicos.
 
En este sentido, existen diversas experiencias de que la participación de los internistas en equipos multidisciplinares de atención a pacientes quirúrgicos mejora los resultados, reduce las estancias y mejora la eficiencia global. Según explica el Dr. García Alegría, “esta modalidad de atención figura dentro del programa nacional de la especialidad de Medicina Interna, recientemente actualizado, como un campo específico de actuación por parte de los internistas”.
 
En el mismo se describe que ‘el internista como generalista hospitalario debe asistir a la mayoría de los problemas médicos que surjan ya sea como consultor o formando parte de equipos multidisciplinares, contribuyendo así a la atención integral de los pacientes ingresados en el área quirúrgica’, por lo que se debe incluir en la formación de los residentes de una forma sistematizada, añade este experto.

Copyright © 2015 Berbés Asociados / Todos los derechos reservados.

Compartir en facebook Compartir en twitter