Los últimos avances en diabetes logran una mayor fiabilidad en su diagnóstico

26/11/2012

La  Sociedad Española de Bioquímica Clínica y Patología Molecular (SEQC) presenta la monografía “Estudio de la diabetes mellitus y de las hipoglucemias en el laboratorio clínico”,
 

  • Gracias al uso de una nueva magnitud de laboratorio, la hemoglobina glicada, es posible obtener una media ponderada de la glucemia durante 120 días facilitando un diagnóstico más fiable y menos dependiente de la ingesta y del ayuno
 
  • La monografía realiza una puesta al día para profesionales de laboratorio y médicos sobre las nuevas metodologías y abordajes que permiten diagnosticar de forma más precoz y precisa la enfermedad
 
  • La hipoglucemia no tiene un diagnóstico fácil ya que las causas que la producen son diversas; por ello las pruebas diagnósticas deberán enfocarse a conocer su origen
 
  • El tratamiento de la hipoglucemia va a depender de la causa que la produce, de ahí la importancia de diagnosticarla adecuadamente
 
El 13,8% de la población española es diabética y más de la mitad de estas personas desconoce que padece esta patología, de ahí la importancia de diagnosticarla correctamente. Consciente de esta necesidad, la Sociedad Española de Bioquímica Clínica y Patología Molecular (SEQC) ha desarrollado la monografía “Estudio de la diabetes mellitus y de las hipoglucemias en el laboratorio clínico”, que ha sido elaborada por 10 expertos en la materia.
 
La obra está dirigida a profesionales del laboratorio clínico así como a los médicos que trabajan en el área de la diabetes, puesto que son ellos los que utilizan las magnitudes que les suministra el laboratorio para el diagnóstico y seguimiento de la enfermedad.
 
“Creemos que la realización de esta monografía es importante para que las personas interesadas en la materia dispongan de un texto actualizado para consultar en su práctica diaria”, afirma la Dra. Roser Casamitjana, miembro de la SEQC y del Servicio de Bioquímica y Genética Molecular del Hospital Clínic de Barcelona.
 
Esta monografía resulta de gran utilidad para los profesionales del laboratorio clínico, ya que deben velar para que se realicen las magnitudes adecuadas, mediante técnicas contrastadas que aporten al médico la fiabilidad suficiente. Además, les pone al día de nuevas metodologías o nuevos abordajes que permitan diagnosticar de forma más precoz y más precisa la enfermedad.
 
“Precisamente, -continúa la doctora- el principal avance en diagnóstico es la implementación de la hemoglobina glicada, conocida como HbA1c, utilizada hasta hace poco sólo para el seguimiento de la diabetes. Las características de esta prueba le dan una gran fiabilidad, a la vez que le hace menos dependiente de la ingesta y del ayuno,  proporcionando un media ‘ponderada’ de la glucemia durante los 120 días previos a la extracción”.
 
La experta también afirma que “simultáneamente, los nuevos métodos inmunológicos han facilitado la determinación de forma más precisa y exacta de magnitudes como la insulina, el péptido C o la proinsulina. Además, la aplicación de técnicas de biología molecular ha permitido diagnosticar un grupo específico de diabetes conocido como ‘diabetes monogénicas’ o MODY, distintas de la diabetes tipo 1 y de la diabetes tipo 2, con la consiguiente adecuación del tratamiento y de su seguimiento”.
 
La hipoglucemia no se diagnostica fácilmente
La monografía se centra también en el estudio de la hipoglucemia, que es el descenso de la concentración de la glucosa en sangre por debajo de 45 mg/dL. Algunos de los trastornos que puede causar son sudoración, temblor, taquicardia, palpitaciones, ansiedad, disminución del estado de conciencia y alteraciones visuales, pudiendo llegar a la pérdida del conocimiento, convulsiones, coma y la muerte.
 
Para su correcto diagnóstico, se han de reunir tres condiciones necesarias -lo que se conoce como tríada de Whipple-: la identificación de los síntomas físicos como sudoración, temblor, palpitaciones, hambre, etc.; una glucemia inferior a 45 mg/dL y la desaparición de estos síntomas tras la administración de glucosa y normalización de la glucemia.
 
“Sin embargo, – continúa la doctora – no tiene un diagnóstico fácil ya que las causas que producen hipoglucemia son diversas. Puede ser de origen ‘exógeno’, producida por la ingesta de drogas, alcohol, sustancias que aumentan la secreción de insulina o por insulina exógena; puede ser consecuencia de enfermedades críticas y puede estar causada por la presencia de un tumor en las células del páncreas endocrino productoras de insulina”.
 
De esta forma, según se indica en la monografía, las pruebas diagnósticas deberán enfocarse a conocer el origen de la    hipoglucemia y para ello se determinarán: glucosa, insulina, péptido C y, a ser posible, proinsulina, beta-hidroxibutirato, anticuerpos anti-insulina y sulfonilureas.
 
La Dra. Casamitjana puntualiza que “se insiste tanto en la importancia del diagnóstico porque el tratamiento va a depender de la causa que produce la hipoglucemia. Si se trata de un tumor pancreático productor de insulina, este será quirúrgico. Si la causa es un incremento del número de células beta o de su tamaño, deberá tratarse con sustancias que frenen la secreción de insulina (diazóxido) o con la extirpación del páncreas. Si la hipoglucemia es producida por causas externas, el tratamiento consistirá en intentar eliminar estas sustancias. En otros casos en los que no queda claro el origen, suele tratarse con comidas frecuentes que contengan hidratos de carbono de absorción lenta”.
                                    
“La SEQC esta trabajando de forma efectiva en este tema y en otros muchos mediante las comisiones específicas, compuestas por expertos en las diferentes materias, que se encargan de elaborar documentos científicos y técnicos, de la puesta al día de los temas que les atañen y de la formación continuada de los profesionales mediante cursos, monografías, etc. Todo ello se pone en común en el congreso anual de la sociedad, donde se facilita una amplia discusión de todos los temas”, concluye la experta.
 

La SEQC

La Sociedad Española de Bioquímica Clínica y Patología Molecular (SEQC) - fundada en 1976- engloba actualmente alrededor de 2.000 profesionales y tiene como objetivo principal agrupar a todos los científicos interesados en el campo del Laboratorio Clínico, promover la difusión de las publicaciones científicas y técnicas, organizar reuniones, cursos y congresos de carácter nacional e internacional y cooperar con otras Sociedades Científicas. Asimismo, la sociedad quiere contribuir a estudiar y recomendar métodos normalizados y establecer directrices y recomendaciones para la formación en el campo de la Bioquímica Clínica y Patología Molecular.
Para más información: www.seqc.es

Copyright © 2015 Berbés Asociados / Todos los derechos reservados.

Compartir en facebook Compartir en twitter