Ocho de cada diez casos de diabetes tipo 2 se asocian a sobrepeso u obesidad

27/01/2011

Cerca de 400 expertos se dan cita en la V Reunión de Diabetes y Obesidad de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI), que se celebra en Granada
 

  • Casi el 60% de la población adulta española presenta problemas de sobrepeso u obesidad y la prevalencia de diabetes en España se sitúa alrededor del 12%, aunque casi la mitad no están diagnosticados
  •  La dieta inadecuada y el sedentarismo, causas principales de que la diabetes y la obesidad hayan adquirido características de epidemia global
  • El 75% de los diabéticos fallece por procesos vasculares, especialmente cardiacos. A nivel mundial, la diabetes es responsable del 21% de las muertes por infarto de miocardio y del 13% de las ocasionadas por accidentes cerebrovasculares
  • Los pacientes diabéticos son más propensos a ciertas enfermedades neurológicas, entre ellas la neuropatía diabética y los accidentes cerebrovasculares; su riesgo de sufrir un ictus es casi 2 veces mayor que el de los no diabéticos 
  • El Grupo de Diabetes y Obesidad de la SEMI ha desarrollado un registro nacional de pacientes diabéticos atendidos por los servicios de Medicina Interna.
  • El de 26% de altas hospitalarias de los Servicios de Medicina Interna españoles tienen una diabetes.
 
 La diabetes y la obesidad son dos patologías interrelacionadas que han adquirido características de epidemia global. Tanto es así que más del 80% de los casos de diabetes tipo 2 se asocia a sobrepeso u obesidad. Asimismo, casi el 60% de la población adulta española presenta problemas de sobrepeso u obesidad y la prevalencia de diabetes en España se sitúa alrededor del 12%, aunque casi la mitad de los casos de diabetes no están diagnosticados.
“La epidemia de obesidad y sobrepeso, asociada a los cambios en la dieta y a la disminución de la actividad física, es la responsable principal del marcado incremento en la prevalencia de diabetes que se ha observado en las dos últimas décadas, tanto en los países industrializados como en vías de desarrollo”, señala el doctor Ricardo Gómez Huelgas, coordinador del Grupo de Diabetes y Obesidad de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI). Además, las previsiones de los expertos para el futuro no son nada halagüeñas; la International Diabetes Federation ha calculado que en el año 2030 se alcanzará la cifra de 366 millones de diabéticos en el mundo. A esto se une, según el experto, que “la población tiene una alta tolerancia a los problemas con el peso corporal, de manera que la mayoría de las personas con sobrepeso u obesidad ligera se autoperciben como sanos”.
En este contexto, la SEMI celebra en Granada entre el 27 y el 29 de enero la V Reunión de Diabetes y Obesidad de la SEMI, con los objetivos de actualizar los conocimientos en este campo para mejorar la atención a los pacientes diabéticos desde una perspectiva integral. Los internistas pretenden también ofertar un punto de encuentro donde se establezcan sinergias y oportunidades de investigación futura en estas áreas, en una reunión interdisciplinaria en la que participan casi 400 especialistas, entre médicos internistas, endocrinólogos, médicos de familia y enfermeros.   La diabetes, fuente de enfermedad cardiovascular y neurológica Diversos estudios han demostrado que los pacientes diabéticos tienen más del doble de mortalidad a los 15 o 20 años del diagnóstico de la enfermedad que los no diabéticos, debido, fundamentalmente, al incremento de enfermedades cardiovasculares. “El 75% de los diabéticos”, señala el Dr. Gómez Huelgas, “fallecen por procesos vasculares, especialmente cardiacos. A nivel mundial, la diabetes es responsable del 21% de las muertes por infarto de miocardio y del 13% de las ocasionadas por accidentes cerebrovasculares. Asimismo, se ha estimado que los pacientes con diabetes tipo 2 tienen una reducción en su esperanza de vida de unos siete años, en comparación con los individuos que no la padecen”.
Aparte de estos riesgos, los pacientes diabéticos son más propensos a ciertas enfermedades neurológicas, entre ellas la neuropatía diabética (una lesión de los nervios periféricos causada por la elevación persistente de la glucosa en la sangre, que ocasiona a los pacientes dolor y debilidad, especialmente en las piernas, y les predispone al desarrollo de úlceras o gangrena en los pies) y los accidentes cerebrovasculares, como la trombosis cerebral; además, el riesgo de estos pacientes de sufrir un ictus es casi 2 veces mayor que el de los no diagnosticados. Por otra parte, la diabetes también se considera un factor de riesgo para el deterioro cognitivo y la demencia.
El experto destaca también que la diabetes tipo 2 es “la principal causa de ceguera en adultos, de enfermedad renal avanzada y de amputación no traumática de miembros inferiores. Por último, los pacientes diabéticos tipo 2 tienen mayor riesgo de sufrir determinados tipos de cáncer”.
La bondad de la dieta mediterránea En los últimos años, los españoles hemos cambiado nuestros hábitos dietéticos, abandonando los productos tradicionales, como las legumbres, verduras, fruta, pescado y aceite de oliva, por comida rápida, precocinados y alimentos de alta densidad calórica, ricos en azúcares y grasas de mala calidad. Además, la sociedad en su conjunto ha reducido marcadamente la actividad física, tanto en el ámbito laboral como doméstico. “Estos dos hechos” señala el experto, “son la causa de la actual pandemia de diabetes y obesidad”.
Todo esto ocurre a pesar de que, como señala el Dr. Gómez Huelgas, “existen numerosas evidencias epidemiológicas que demuestran la bondad de la dieta mediterránea tradicional para la prevención de las enfermedades cardiovasculares, la diabetes y el cáncer; por tanto, no es un mito que la dieta mediterránea sea un seguro de salud, el problema es que los españoles hemos abandonado la dieta mediterránea tradicional”.  
El estado de la investigación en España La investigación en diabetes ha experimentando un gran impulso en España en los últimos años. Se están desarrollando estudios de carácter epidemiológico, entre los que destaca el cálculo de la prevalencia de la diabetes en España, que permitirá conocer con exactitud el número de diabéticos que existen en nuestro país y su distribución territorial. Asimismo, diversos grupos de investigación españoles están colaborando en el desarrollo de nuevos fármacos que contribuirán a mejorar el tratamiento de la diabetes.
El Grupo de Trabajo de Diabetes y Obesidad de la Sociedad Española de Medicina Interna está constituido por unos 200 internistas, entre cuyas funciones se encuentra la promoción de estudios de investigación. El grupo tiene en marcha diversos proyectos de investigación en diabetes, centrados principalmente en mejorar el manejo de la enfermedad y el tratamiento del paciente diabético hospitalizado, habiendo desarrollado un registro nacional de pacientes diabéticos atendidos por los servicios de Medicina Interna, que permitirá conocer mejor cómo se tratan y evolucionan estos enfermos. Asimismo, los internistas han colaborado en la elaboración de los principales consensos clínicos realizados en España, tendentes a mejorar y homogeneizar la asistencia a los pacientes con diabetes. Finalmente, el grupo promueve diferentes actividades de formación en este área, entre las que se encuentra la reunión que ahora se celebra en Granada.  
 

Copyright © 2015 Berbés Asociados / Todos los derechos reservados.

Compartir en facebook Compartir en twitter