Prácticamente todas las afecciones renales están acompañadas de una patología cardiovascular

18/10/2010

• Los expertos apuestan por el manejo integral del paciente y la colaboración a niveles institucionales y societarios
• La enfermedad cardiovascular más prevalente, la hipertensión arterial, afecta a entre 4 y 5 millones de personas en España; el 20% de las personas por encima de 40 años la padece
• La Enfermedad Renal Crónica afecta, de una u otra forma, al 11% de los individuos mayores de 18 años y alcanza una prevalencia del 30% en mayores de 60 años La Enfermedad Renal Crónica (ERC), leve y moderada, es un importante factor de riesgo para la enfermedad cardiovascular, y viceversa. La relación entre corazón y riñón es compleja y bidireccional y está caracterizada por una progresión del daño en ambos órganos y un mal pronóstico.
Por ello, el Dr. Carlos Macaya, Jefe de Servicio de Cardiología del Hospital Clínico San Carlos de Madrid, asegura que es “indispensable un manejo integral del paciente. La relación fisiopatológica entre ambos órganos es algo que desde hace años han identificado las dos especialidades, lo cual ha derivado en la colaboración a niveles institucionales y societarios; entre otras formas, con la celebración de eventos comunes que aborden el tema desde una perspectiva multidisciplinar”.
La hipertensión es un caso paradigmático por ser la enfermedad cardiovascular más prevalente. El Dr. Macaya señala que, “entre 4 y 5 millones de personas en España sufren hipertensión arterial, y por encima de los 40 años, tanto en hombres como en mujeres, el porcentaje de hipertensos supera el 20%. Todos ellos tienen que ser tratados y seguidos por sus médicos, atendiendo también a factores renales que aparecen de manera conjunta a esta patología”. La relación entre estas patologías se establece también en el sentido inverso: “es especialmente significativo el caso de los pacientes con diálisis, que siempre sufren una problema cardiovascular”. La conexión cardio-renal El término “cardio-renal” describe la conexión hemodinámica y neurohormonal que existe entre el corazón y riñón, en cuanto a las funciones sincrónicas que ambos órganos realizan para mantener la presión arterial. De esta manera, si una enfermedad daña al corazón o al riñón, se induce una activación inapropiada de una serie de sustancias a nivel sistémico y local, que determina la progresión de la enfermedad y la inducción de daño en el otro órgano, determinando una morbimortalidad extraordinariamente elevada.
 
La insuficiencia cardiaca sintomática es una entidad clínica que afecta al 2% de los individuos mayores de 45 años, y hasta el 10% de los mayores de 65 años. La incidencia se calcula en torno a 10 casos por 1.000 habitantes, en pacientes por encima de los 65 años y el riesgo de desarrollar ICC a lo largo de la vida es del 20%.
El deterioro de la función renal en el contexto de episodio de descompensación cardiaca se produce prioritariamente en pacientes añosos, con antecedentes de fallo cardiaco, disfunción renal, diabetes e hipertensión arterial.
En este sentido, el Dr. Macaya señala que, “exceptuando aquellas enfermedades renales menos severas o más triviales, como pueda ser un cólico nefrítico, las enfermedades renales tiene una estrecha relación con las afecciones cardiovasculares, y las nefropatías o insuficiencias renales crónicas acaban, en un altísimo porcentaje, en una afectación vascular general de mayor o menor gravedad. De la misma manera ocurre en el sentido inverso, de tal manera que cualquier enfermedad que derive en una insuficiencia cardíaca conllevará un proceso renal paralelo y decisivo en el trascurso de la primera”. La Enfermedad Renal Crónica y el daño renal La ERC se define como el daño renal mayor a tres meses, confirmado por biopsia o marcadores de daño renal. Éste se evalúa con biopsia renal o con marcadores de daño renal como proteinuria y anormalidades del sedimento urinario o de estudios de imágenes. La ERC afecta, de una u otra manera, al 11% de los individuos mayores de 18 años y alcanza una prevalencia del 30% en mayores de 60 años.
La insuficiencia cardíaca congestiva (ICC) es tal vez la enfermedad en que la conexión cardio-renal es más evidente e importante en su fisiopatología y desarrollo. Existe un círculo vicioso en el que la ICC puede causar fallo renal, y éste, a su vez, puede empeorar aún más la ICC. La anemia, presente en ambas condiciones, las puede empeorar todavía más; esta concurrencia ha sido llamada síndrome anémico cardio-renal. Por todo ello, aproximadamente la mitad de los pacientes con ICC tienen fallo renal crónico. Manejo terapéutico y futuro de las enfermedades renales y cardiovasculares En el tratamiento de estas enfermedades adquieren gran relevancia aquellos fármacos capaces de frenar el Sistema Renina Angiotensina (SRA), de cara a proporcionar protección a nivel cardiaco y renal. A los efectos de cardio y renoprotección que se derivan de la inhibición del SRA hay que añadir, por un lado, los efectos beneficiosos obtenidos de la reducción de la presión arterial y, por otro, el efecto antiproteinúrico  que lentifica la progresión de ambos daños. Asimismo, el uso de los fármacos diuréticos es, con frecuencia, imprescindible en estos pacientes. La Sociedad Española de Nefrología La Sociedad Española de Nefrología es una Sociedad Científica cuyos objetivos son promover y divulgar los avances científicos y clínicos en el ámbito de su especialidad, que incluye campos tan diversos como la hipertensión, las enfermedades renales, la progresión de la insuficiencia renal, o el tratamiento sustitutivo renal mediante diálisis (hemodiálisis o diálisis peritoneal) o trasplante renal cuando la función renal no permite la supervivencia del paciente. Asimismo, promueve la investigación de las complicaciones extrarrenales derivadas de la enfermedad renal (anemia, alteraciones óseas, complicaciones cardiovasculares, etc.). En la actualidad tiene 1.535 socios entre nefrólogos clínicos e investigadores sobre temas relacionados con la especialidad. Esta Sociedad organiza anualmente un congreso, así como varios cursos de actualización a lo largo del año, tanto para médicos especialistas como para médicos residentes. El programa de actividades puede ser consultado en: www.senefro.org/congreso2010/
Para más información: GABINETE DE PRENSA-PALACIO DE CONGRESOS DE GRANADA Sábado 16 de octubre a martes 19 de octubre Marcos Díaz Martín: 607067598. Rosa Berbés: 617532330 
BERBÉS ASOCIADOS Tel.: 91 563 23 00 / Fax: 91 564 35 58 Correo electrónico: marcosdiaz@berbes.com

Copyright © 2015 Berbés Asociados / Todos los derechos reservados.

Compartir en facebook Compartir en twitter