Prof. Diego Gracia: “Es probable que nuestra forma de ver el mundo no sea la más adecuada para superar la actual crisis”

02/06/2014

fcs-Expertos proponen el uso de una racionalidad comunicativa que devuelva el protagonismo a los seres humanos y les permita construir el mundo en el que viven
-Para evitar la cosificación de los seres humanos, debemos conseguir que la racionalidad comunicativa alcance al mundo vital y que de ahí pase a los ámbitos económico y político
 
No hay duda de que la ética no puede contentarse con la pura racionalidad estratégica y continuamente necesita echar mano de la racionalidad comunicativa o práctica. No se trata de negar la importancia de la relación fines-medios, sino de recordar, con Kant, que solo los intereses que tienen en cuenta a todos los afectados y que, por tanto, pasan la prueba de la universalización, pueden considerarse justos o correctos. Es dudoso que algo así esté sucediendo en muchas de las decisiones que se toman, no ya en el ámbito de la vida privada, sino también en el de la pública, como sucede en los campos de la economía y de la política. Con el objetivo de analizar el sentido de la racionalidad estratégica, centrando la atención en los ámbitos económico y político, la Fundación de Ciencias de la Salud,en colaboracióncon GSK, ha organizado el XV Ateneo de Bioética: “Qué es la racionalidad instrumental”.
Según el profesor Diego Gracia, presidente de la Fundación de Ciencias de la Salud, “estamos inmersos en una crisis que va más allá de la economía, afectando también a la racionalidad”, explica. “Es probable que este enfoque excesivamente económico de la crisis se deba a que venimos asumiendo una forma de ver el mundo que quizás no es la más adecuada para superar la difícil situación actual e incluso para vivir”, añade. El experto se pregunta si existen alternativas a dicha racionalidad.
La profesora Adela Cortina, catedrática de Ética y Filosofía Política de la Universidad de Valencia, propone el uso de “una racionalidad comunicativa que devuelva el protagonismo a los seres humanos y les permita construir el mundo en el que viven”, apunta. Para ello, considera clave “la recuperación y potenciación de la intersubjetividad que la racionalidad estratégica se ha dedicado a destruir durante muchos años”. No cabe duda de que “el entendimiento mutuo es fundamental para realizar cualquier tipo de acción, así como para impulsar la ciencia y la producción”. En definitiva, para evitar la cosificación de los seres humanos, “debemos conseguir que la racionalidad comunicativa alcance al mundo vital y que de ahí pase a los ámbitos económico y político”.
En el XV Ateneo de Bioética también han participado los profesores Jesús Conill, catedrático de Filosofía Moral y Política de la Universidad de Valencia, y Antonio García-Santesmases, catedrático de Filosofía Moral y Política de la UNED.
Sobre la Fundación de Ciencias de la Salud
La Fundación de Ciencias de la Salud es una entidad sin ánimo de lucro que nace con la vocación de convertirse en lugar de encuentro para los distintos sectores sociales involucrados en el mundo de la sanidad. Fundada en 1991, y patrocinada por GlaxoSmithKline (GSK), en la actualidad su ámbito prioritario de actuación es la bioética, donde busca profundizar en las cuestiones de este tipo que plantea el ejercicio de la medicina para, posteriormente, promover y difundir  respuestas a tales problemas mediante la organización de jornadas, cursos monográficos y la elaboración de guías y otros materiales didácticos propios. Puedes consultar más información en la página web www.fcs.es
 diego_gracia2
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Para más información:
BERBÉS ASOCIADOS / Tel.: 91 563 23 00.                                                                  
Jorge Sánchez / Marcos Díaz.
Móvil: 678 544 149 / 607 067 598.
E-mail: jorgesanchez@berbes.com / marcosdiaz@berbes.com

Copyright © 2015 Berbés Asociados / Todos los derechos reservados.

Compartir en facebook Compartir en twitter