Profesionales del laboratorio clínico y médicos deben colaborar en la gestión de las pruebas diagnósticas para lograr una mayor calidad y eficiencia del sistema sanitario

19/06/2013

logo 150-70
 
La Sociedad Española de Bioquímica Clínica y Patología Molecular (SEQC) celebra el curso “Cómo potenciar a un equipo de profesionales del laboratorio en tiempo de crisis

  • La gestión del equipo de profesionales es un elemento clave para adaptarse, con eficiencia y responsabilidad, al nuevo contexto laboral de crisis económica
 
  • El laboratorio clínico juega un papel fundamental en la calidad y la eficiencia del proceso asistencial aportando valor en el diagnóstico, pronóstico, y tratamiento de las enfermedades, a través de un uso eficiente de los recursos tanto tecnológicos como de conocimiento
 
  • Resultan necesarios directivos que sean capaces de formar e integrar equipos de trabajo y dirigirlos hacia el logro de los objetivos planteados
 
  • La función del gestor radica en ilusionar a un equipo para orientar y dirigir los esfuerzos en la consecución de las metas fijadas
 
  • La motivación en tiempos de crisis e incertidumbre es especialmente complicada, ya que influyen las diferentes situaciones personales
 
La actual crisis económica ha aumentado el interés y la preocupación por la contención del gasto, afectando a todos los sectores y, por tanto, también al laboratorio clínico. Con ello, el reto que se persigue en la actualidad es una mayor eficiencia y calidad para garantizar la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud.
Bajo esta situación, el laboratorio clínico está asistiendo a un momento excepcionalmente complejo, en el que la gestión del equipo de profesionales es un elemento clave para adaptarse a este nuevo contexto con eficiencia y responsabilidad, jugando un papel fundamental y aportando valor en el diagnóstico, pronóstico y tratamiento de las enfermedades.
Conscientes de ello, la Sociedad Española de Bioquímica Clínica y Patología Molecular (SEQC) organiza el curso “Cómo potenciar a un equipo de profesionales del laboratorio en tiempo de crisis”, dirigido a directivos y profesionales del laboratorio clínico con responsabilidad de liderar a un equipo. Su objetivo es proporcionar a los participantes conocimientos y habilidades necesarios para la gestión de los equipos de trabajo, y conseguir así su motivación y eficiencia.
Foto Dra. Torra“Son precisamente los recursos de conocimiento que poseen las personas los que aportarán diferenciación del servicio. Así, la ventaja competitiva del laboratorio clínico radica en el talento colectivo de las personas, más que en sus activos inmobiliarios, sus tecnologías o sus medios de producción”, declara la doctora Montse Torra, Presidenta de la Comisión de Gestión del Laboratorio Clínico de la SEQC.
“Hemos querido organizar este curso -añade- precisamente ahora que nos encontramos en un entorno cambiante, donde la flexibilidad y el aprovechamiento de las mejores oportunidades derivan, además de la innovación tecnológica y organizativa, de la capacidad de sus profesionales y de la actuación cooperativa. Por ello, necesitamos directivos capaces de formar e integrar equipos de trabajo y dirigirlos hacia el logro de los objetivos planteados”.
Por ello, en el curso se tratan cuestiones tales como establecer sinergias en el equipo para obtener mejores resultados, reflexionar sobre determinadas competencias en el rol del gestor, potenciar la necesidad de establecer una relación entre el nivel de competencia y disposición de los profesionales y el compromiso de los gestores, demostrar que lo importante en un conflicto no debe ser evitarlo sino resolverlo y analizar el proceso de influencia en la gestión de personas.
Nuevos modelos de gestión
Asimismo, la presidenta de la comisión de la SEQC confirma que “en esta jornada se abordan los nuevos modelos de gestión y organización del laboratorio clínico que surgen precisamente en un momento en el que los recursos son limitados, pero en el que aparecen nuevas demandas asistenciales derivadas de la expansión de pruebas de biología molecular y nuevos biomarcadores”.
Según opina, “el modelo de laboratorio clínico del futuro será aquel que aporte mayor eficiencia al proceso asistencial, es decir, que  esté bien gestionado y utilizado. Los retos de futuro se basan en un modelo de laboratorio que parte de tres principios básicos: la orientación al cliente (tanto clínico como paciente), la mejora continua y el trabajo en equipo con los clínicos”.
“El laboratorio clínico en una pieza clave en el proceso asistencial y su valor reside en la información que genera -continúa-. Esta debe ser adecuada sobre los pacientes y que esté disponible en el momento oportuno para la toma de decisiones clínicas, y todo ello a un coste óptimo”.
El programa formativo intercala las exposiciones de los docentes con prácticas formativas, juegos formativos y un caso práctico; de esta forma, en todo momento los participantes desempeñan un papel activo y participativo.
La doctora Torra explica que “los ponentes encargados de impartir el curso, D. Jordi García Bon y Dña. Mercedes Chacón Martínez, son socios de la consultora Bon&Mer con una amplia experiencia en asesoramiento en el sector sanitario. Además, han desarrollado su trayectoria  profesional en diversas consultorías multinacionales del sector, que les ha llevado a especializarse en la estrategia, organización, recursos humanos y desarrollo directivo”.
La importancia de la motivación de los equipos de trabajo
Según explica la doctora Torra “motivar al personal es clave para el laboratorio clínico, ya que sin personas comprometidas con el proyecto no se alcanzan los objetivos deseados. En este sentido, la función del gestor no solo radica en disponer de un proyecto, sino también en ilusionar al equipo”.
“De esta forma –continúa -, una buena motivación de los equipos de trabajo redundará  en que el laboratorio clínico pueda cumplir con su misión, y que los cambios estén fundamentados y dirigidos por las necesidades de los clientes, la eficiencia y la calidad”.
“Pero, en tiempos de crisis e incertidumbre la motivación se convierte en algo más complicado, apunta la experta- ya que en este entorno influyen las diferentes situaciones personales de cada uno. Además, en estos tiempos, es más difícil automotivarse por la gran cantidad de rumores y de noticias que nos rodean, lo que hace que, muchas veces, nos perdamos en abstracciones y no nos centremos en nuestro trabajo diario”.
Por todo ello, en el curso se potencia la necesidad de establecer sinergias en el equipo, para fomentar la colaboración de modo que prevalezca la prioridad de este sobre los intereses individuales. “En estos momentos -finaliza la doctora Torra-, es necesario que los profesionales del laboratorio clínico trabajen conjuntamente con los clínicos en la gestión del conocimiento de las pruebas diagnósticas, para ser los catalizadores del cambio y ayudar a lograr un mayor equilibrio entre los objetivos de calidad y eficiencia del sistema sanitario”.
La SEQC
La Sociedad Española de Bioquímica Clínica y Patología Molecular (SEQC) - fundada en 1976- engloba actualmente alrededor de 2.000 profesionales y tiene como objetivo principal agrupar a todos los científicos interesados en el campo del Laboratorio Clínico, promover la difusión de las publicaciones científicas y técnicas, organizar reuniones, cursos y congresos de carácter nacional e internacional y cooperar con otras Sociedades Científicas. Asimismo, la sociedad quiere contribuir a estudiar y recomendar métodos normalizados y establecer directrices y recomendaciones para la formación en el campo de la Bioquímica Clínica y Patología Molecular.
Para más información: www.seqc.es

Copyright © 2015 Berbés Asociados / Todos los derechos reservados.

Compartir en facebook Compartir en twitter