Redes sociales corporativas, objetivo 2016

12/11/2012

Dicen que las herramientas de comunicación interna previenen y neutralizan las influencias negativas; que optimizan, también, la gestión del conocimiento; que agilizan la comunicación, y que logran una mayor vinculación del trabajador con la empresa. Pero, ¿cuáles son las más convenientes?
Ante esta pregunta surge la figura de las redes sociales, esas con las que cada vez estamos más familiarizados y que permiten, como todos sabemos, una interactividad en tiempo real. Y es que, el mercado del software de las redes sociales corporativas crecerá un 61 por ciento anual hasta facturar aproximadamente 6.400 millones de dólares en 2016, según datos recientes de la consultora Forrester Research.
La interacción a través de estas redes sociales, dirigidas a un uso interno, facilita la comunicación entre miembros: la información está disponible en cualquier momento y desde cualquier dispositivo. Además, eleva la productividad, se eliminan las duplicidades de trabajo y se fomentan las discusiones en tiempo real en una misma organización. En resumen, son más efectivas.
Aunque, para que la comunicación interna funcione, no vale con implementar redes sociales propias. Es necesario centrarse en el desarrollo de la persona, para que entienda el papel que juega su propia responsabilidad de liderazgo con independencia de su posicionamiento en el organigrama. Además, este soporte debe de ser global. No puede haber grupos o colectivos que tengan privilegios informativos a través de estas herramientas. Nosotros, que trabajamos en el ámbito sanitario, estamos acostumbrados a oír que “un paciente informado es un mejor paciente”. En la comunicación interna ocurre lo mismo: “un empleado informado y motivado es un mejor empleado”.
En menos de cuatro años, las redes sociales corporativas serán la principal herramienta de comunicación de las empresas. Y estamos sólo en el primer 10 por ciento de lo que pueden ser, según vaticina Lluis Font, CEO de Zyncro. El uso que tienen estimado de estas herramientas genera ahorros de hasta 15.000 dólares anuales y reduce un 40 por ciento el uso del email, ya que se envían mensajes a grupos de trabajo. Si estas redes sociales hacen que el flujo informativo sea más rápido y efectivo y, además, ahorran, a qué esperamos.

Copyright © 2015 Berbés Asociados / Todos los derechos reservados.

Compartir en facebook Compartir en twitter