Una de cada tres mujeres españolas mayores de 50 años sufrirá una fractura osteoporótica a lo largo de su vida

24/02/2011

Alrededor de 120 expertos se dan cita en la VII Reunión del Grupo de Trabajo de Osteoporosis (GTO) de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI)
- La osteoporosis es una enfermedad crónica que causa en España más de 50.000 fracturas de cadera cada año
- Al problema sanitario que provoca la osteoporosis hay que añadir los costes generados por las fracturas, directos o indirectos, que podrían superar los 700 millones de euros al año
- La información genética en el manejo de la osteoporosis es ya una realidad
- La SEMI presenta el proyecto OSTEOMED, un estudio pionero en nuestro país que puede ayudar a obtener datos epidemiológicos precisos sobre la osteoporosis en España
- Además, la SEMI propone desarrollar un Registro Nacional sobre fracturas atípicas de fémur, para conocer las características y la verdadera relevancia de este problema en nuestro país.
- En España más de 2,5 millones de personas sufren algún problema de osteoporosis, de ellos el 25 por ciento son hombres.
 La osteoporosis es una enfermedad esquelética, propia de las personas de edad avanzada, que afecta especialmente a las mujeres. De acuerdo con los criterios diagnósticos de la OMS, se calcula que una de cada cuatro mujeres españolas mayores de 50 años sufre esta patología. Esta enfermedad crónica causa en España  más de 50.000 fracturas de cadera cada año. Una de cada tres mujeres españolas mayores de 50 años sufrirá una fractura osteoporótica (fundamentalmente en columna, cadera, o muñeca)  a lo largo de su vida.
Además, hay que tener en cuenta que la osteoporosis puede ser asintomática, fundamentalmente  por dos razones: que no se hayan producido fracturas, o que se hayan producido fracturas vertebrales indoloras (2/3 de las fracturas vertebrales). Por ello, se ha considerado a esta enfermedad como una verdadera “epidemia silenciosa”.  De hecho, en España más de 2,5 millones de personas sufren algún problema de osteoporosis, de ellos el 25 por ciento son hombres.
Al problema sanitario que provoca la osteoporosis hay que añadir los costes generados por las fracturas, directos o indirectos, que podrían superar los 700 millones de euros al año. Dadas estas circunstancias, se hace necesario  abordar todas las posibilidades de prevenir y tratar esta enfermedad, entre las que se encuentran evitar los factores de riesgo de baja masa ósea y caídas y, cuando esté indicado, seguir un adecuado tratamiento farmacológico.
Con el objetivo de actualizar los últimos avances sobre esta enfermedad, alrededor de 120 expertos se dan cita en la VII Reunión del Grupo de Trabajo de Osteoporosis (GTO) de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) los días 24 y 25 en el Colegio Oficial de Médicos de Madrid.
En el marco de este encuentro científico se presentarán las últimas novedades acerca de algunas formas poco frecuentes de osteoporosis, aspectos relacionados con las fracturas osteoporóticas y los nuevos fármacos, y se realizará un curso abreviado sobre investigación en esta enfermedad, especialmente dirigido para los más jóvenes, en el que se comentará, por ejemplo, cómo diseñar un estudio epidemiológico, la investigación genética o el futuro de los ensayos clínicos en la osteoporosis.
Asimismo, se presentará el estado de los proyectos multicéntricos que el Grupo de Trabajo de Osteoporosis (GTO) de la SEMI está llevando a cabo, entre los que destaca Osteomed, “un estudio pionero en nuestro país que puede ayudar a obtener datos epidemiológicos precisos sobre la osteoporosis en España”, afirma el Dr. José Manuel Olmos Martínez, coordinador del GTO.
El Proyecto OSTEOMED (Osteoporosis en Medicina Interna) es un estudio observacional, prospectivo, multicéntrico, diseñado para obtener una base de datos en red de pacientes con osteoporosis procedentes de consultas de Medicina Interna de hospitales de todo el ámbito nacional.
El objetivo principal es elaborar una base de datos de pacientes con osteoporosis de consultas de Medicina Interna de centros de toda España, basada en un modelo de historia clínica común informatizada disponible vía web, y llevar a cabo un seguimiento de dichos pacientes.
La base de datos OSTEOMED permitirá obtener datos epidemiológicos sobre la osteoporosis en Medicina Interna (tipo de pacientes y su manejo, así como los problemas en el diagnóstico, tratamiento y seguimiento) y llevar a cabo estudios cooperativos sobre aspectos específicos de la osteoporosis.   Asimismo, este estudio contribuirá a sistematizar la práctica clínica diaria mediante un modelo de historia clínica común y disponer de una base de datos propia en cada centro con los pacientes de la consulta de osteoporosis.
“Además del Osteomed, el Grupo de Trabajo de la SEMI propondrá desarrollar un Registro Nacional sobre fracturas subtrocantereas y diafisarias atípicas de fémur, para conocer las características y la verdadera relevancia de este problema en nuestro país”, apunta el Dr. Olmos.
Futuro de la investigación en osteoporosis Según el Dr. Olmos, “el futuro de la osteoporosis pasa por el desarrollo de nuevas técnicas que nos permitan estimar más adecuadamente la calidad del hueso y determinar con mayor precisión el riesgo de fracturas”.
Del mismo modo es importante el desarrollo de nuevos fármacos, más eficaces y con menos efectos secundarios. “Además – añade el Dr. Olmos-, si tenemos en cuenta que en la osteoporosis, al igual que sucede en otras enfermedades crónicas, el grado de adherencia al tratamiento es bajo, sería conveniente que los nuevos fármacos, además de ser efectivos y bien tolerados, tengan una posología cómoda que facilite el cumplimiento terapéutico”. 
Por su parte, la utilización de la información obtenida en los estudios genéticos en la valoración de la osteoporosis es ya una realidad. Se han descrito una serie de polimorfismos en genes candidatos que guardan relación con la masa ósea y las fracturas. También se han desarrollado algunos estudios de asociación de genoma completo (Genome-Wide Association Studies [GWAS]), en los que se valora un gran número de polimorfismos (entre 100.000 y 1.000.000) en las diferentes personas, lo que permite identificar variaciones en el ADN que cubren la mayor parte del genoma. Hasta ahora se han llevado a cabo algunos estudios en pacientes con osteoporosis, lográndose identificar casi 30 lugares distintos que guardan relación con la masa ósea o las fracturas.
Finalmente, los estudios de farmagenómica permitirán en un futuro determinar la posible influencia de los factores genéticos sobre la respuesta de un determinado individuo ante los fármacos antiosteoporóticos.  

Copyright © 2015 Berbés Asociados / Todos los derechos reservados.

Compartir en facebook Compartir en twitter