Wikileaks y los límites del periodismo

30/12/2010

En los últimos días, Wikileaks parece estar en boca de todo el mundo. Pero, ¿es Wikileaks periodismo? y, en ese caso, ¿es periodismo de calidad?
Lo es al menos en cuanto a un campo: el de la investigación. Cumple como cualquier otro medio de comunicación (más, en realidad, que ninguno) las reglas del periodismo de investigación. Sus métodos son discutibles, pero sus resultados son irreprochables; nunca una página web había sacado a la luz documentos tan importantes de organismos como la CIA o partidos políticos de todo el mundo.
Pero más allá de obtener documentos que cualquier periodista querría haber descubierto para un reportaje, Wikileaks no da una difusión a esos documentos. Se limita, con gran valor, eso si, a hacer públicos una serie de descubrimientos a los que ningún periodista ha logrado tener acceso, pero no los difunde a la manera tradicional de los medios de comunicación. Esto es, Wikileaks se sirve de los medios tradicionales para dar difusión a sus hallazgos. Es un registro de información, no periodismo en el sentido clásico.
Sin más público que el que accede directamente a su web, sus hallazgos se quedarían en un compendio casi incomprensible de datos, conversaciones y fechas que necesitan del buen hacer de un periodista informado para poder ser comprendidos en toda su complejidad. Sin medios, sin altavoces, Wikileaks se queda en una especie de corcho en que se cuelgan las informaciones sin más. Una cosa es descubrir cables y otra hacer periodismo con ellos.
El campo de la investigación es para Wikileaks el único; para los periodistas, debe ser uno más. Aquellos que auguran el fin y la inutilidad del periodismo tradicional ante este tipo de páginas que aportan la información en bruto, se olvidan de que las capacidades de síntesis, de selección y de redacción son fundamentales a la hora de acercarse a una información. Wikileaks no es periodismo, pero su valor como fuente de información para el periodismo es incalculable.
Marcos Díaz

Copyright © 2015 Berbés Asociados / Todos los derechos reservados.

Compartir en facebook Compartir en twitter