La cuarentena

La cuarentena
24 abril, 2020 Vanesa García

España cumple hoy 40 días en cuarentena. Es un buen momento, por tanto, de consultar el diccionario y recordar que este período, a pesar de su nombre, no tiene por qué durar 40 días, puede ser menos, o mucho más. La RAE sólo señala que es un “aislamiento preventivo a que se somete durante un período de tiempo, por razones sanitarias, a personas o animales”.

Prórroga del estado de alarma

La actual durará, por lo menos, otros 15 días, pues el Congreso ha aprobado este miércoles una nueva prórroga del estado de alarma, no sin la bronca que ya viene siendo habitual en estas sesiones. Era previsible en una semana que empezaba con la noticia de que la directora de la Agencia de Medicamentos y Productos Sanitarios había sido multada cuando se dirigía a su casa en Galicia, seguida de la matización del Ministerio; seguía con otra aclaración sobre las cuentas falsas que siguen al Gobierno en redes sociales y continuaba con la gran rectificación, que casi se ha convertido en tema de la semana: los niños.

Menores

Los menores llevan más de cinco semanas bajo el confinamiento más estricto, sin siquiera poder salir a comprar con sus padres salvo casos de necesidad. Ante esto, el presidente del Gobierno quiso dar una buena noticia y anunció el sábado que se les permitiría salir “un rato”. La sorpresa llegó cuando en el Consejo de Ministros del martes se anunció que sólo sería para acompañar a sus padres al supermercado o a la farmacia. La fuerte contestación social hizo que el ministro Salvador Illa tuviera que rectificar en horas y, finalmente, este domingo podrán salir a estirar las piernas, no se sabe muy bien si con criterios epidemiológicos, sociales o de otra índole.

Alcalde de Madrid

Por tanto, la que podría haber sido una semana de noticias menos malas, con los nuevos contagios y número de fallecidos más o menos estabilizados, ha sido otra semana de bronca política y desconcierto social. En medio de este panorama, sin embargo, los ciudadanos han sabido reconocer ejemplos de quienes, desde la política, intentan estar a la altura, hacer las cosas lo mejor que consideran y, además, demostrarlo.

Es el caso del alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida y de la líder de su oposición, Rita Maestre, que en vez de intercambiarse reproches se lanzan propuestas en el mejor tono posible. Y también de la ministra de Defensa, Margarita Robles, a quien hoy queremos destacar. Sus sinceras palabras hacia los fallecidos por COVID-19 en el acto de cierre de la morgue del Palacio del Hielo de Madrid. han merecido el elogio unánime. Una muestra de que, para ser político, no hace falta hacer sangre. Y menos en medio de una pandemia.