¿La última navidad con los abuelos?

¿La última navidad con los abuelos?
11 diciembre, 2020 Berbes Asociados

Si por algo es conocida la canciller alemana, Angela Merkel, no es –precisamente- por mostrar su lado más humano. Sin embargo, esta semana ha acaparado la atención en un discurso -casi una súplica- en el Bundestag en el que pide medidas más estrictas en las próximas fiestas para hacer frente a la COVID-19. Explicó que tener 590 fallecidos en un día, como ha registrado Alemania, es “un precio demasiado alto” por mantener los contactos y la vida social, y acabó apelando al corazón de sus conciudadanos: “Si resulta que fue la última Navidad con los abuelos, es que hicimos algo mal”.

Detrás de esta intervención, con la que sorprendió a casi todos en lo que se suponía que era un debate presupuestario, subyace algo más que espíritu navideño. La realidad es que Merkel, como ocurre en otros Gobiernos (el de España incluido) tiene un margen de maniobra limitado frente a las competencias de los länder, que equivaldrían a nuestras comunidades autónomas, pero teme, como muchos otros gobernantes, el efecto rebote que puede causar la relajación de las restricciones en los días más señalados, que podrían provocar incluso una tercera ola en enero. Y enero es, precisamente, el mes en el que muchos gobiernos europeos querrían empezar a dar buenas noticias.

La vacuna, una realidad

Porque la vacuna ya es una realidad. Que se lo digan a la norirlandesa Margaret Keenan, de 90 años, la primera europea en recibir la inmunización (a parte de los ensayos clínicos). “Si yo he podido, usted puede”, dijo la paciente tras el pinchazo. En efecto, todos podemos y todos los países quieren seguir la estela del Reino Unido. Por eso, estas Navidades, las agencias reguladoras no tendrán vacaciones. La EMA tiene previsto aprobar la primera vacuna en una reunión extraordinaria el 29 de diciembre y, la segunda, el 12 de enero. Así las cosas, los países empiezan a planificar el calendario. Los británicos se han adelantado, pero nadie quiere quedarse atrás. Alemania ha asegurado que querría empezar antes de enero (mucho tiene que correr); Países Bajos, el 4 de enero; Bélgica, el 5 y otros países, como Italia, Francia y Portugal, en un momento aún por determinar del mes de enero. En España, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha anunciado que las vacunas llegarán antes del 10 de enero.

Mientras llega ese momento, en España las autoridades siguen llamando a la prudencia y a quedarse en casa, cada uno con sus allegados, pese a la bajada de la incidencia. Precisamente la mejora en las cifras de las últimas semanas podría hacer relajar las medidas a algunos, y esto aquí, como en Alemania, es lo que se quiere evitar a toda costa. Ya se habla de “salvar” la Navidad más como sinónimo de “sortear” este período y esperar que 2021 sea un poco mejor.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.