El modelo híbrido de teletrabajo llega ¿para quedarse?

El modelo híbrido de teletrabajo llega ¿para quedarse?
20 octubre, 2021 Berbes Asociados

Después de más de año y medio desde que comenzó la pandemia por COVID-19 a nivel mundial, varios meses de confinamiento y restricciones varias (relacionadas con horarios, aforo, el uso de mascarilla o con la distancia personal) está claro que el mundo ha cambiado. Ninguno somos como éramos antes, y nuestros hábitos y costumbres ya no son los mismos.

Sin duda, uno de los ámbitos que más se ha transformado y evolucionado es el laboral. El teletrabajo y, más en concreto, el modelo híbrido, parece que ha venido para quedarse, tal y como atestiguan varias encuestas e informes en los que se muestra que la aceptación de este nuevo modelo laboral por gran parte de la población ya es un hecho.

Ejemplo de ello es el estudio llevado a cabo por IESE Business School “Un lugar de trabajo sostenible: hacia un modelo remoto y presencial” del que se extrae que un 12% de los empleados afirma que le gustaría teletrabajar siempre y apenas un 4% querría trabajar todos los días en la oficina. Se impone, por tanto, el modelo híbrido con un 36% de los empleados que prefieren trabajar desde casa tres días a la semana.

Aunando los beneficios del teletrabajo y la presencialidad

Como todos hemos podido comprobar a lo largo de estos meses, los beneficios que aporta el teletrabajo son muchos. Mayor conciliación laboral y familiar, flexibilidad horaria, la deslocalización o el ahorro de tiempo y dinero en los desplazamientos al lugar de trabajo son solo algunas de las ventajas que ofrece este modelo. Y, uno de los más importantes, mayor productividad, ya que permite una mejor gestión del tiempo o más concentración por parte del empleado sin estar expuesto a tantos factores externos. Sin embargo, el trabajo presencial también mantiene condiciones beneficiosas que no se olvidan, como la colaboración más estrecha con el resto del equipo, sinergias entre trabajadores, la mejor integración de nuevos miembros o la mera sociabilización entre ellos.

Debido a este cambio situacional y las ventajas y beneficios que ofrecen uno y otro escenario, cada vez son más las compañías que apuestan por un modelo híbrido de trabajo. Septiembre y octubre han sido los meses elegidos por muchas empresas para llevar a cabo esta “vuelta al cole”, ya con más del 80% de la población vacunada en España.

En BERBĒS somos una de ellas, ya que trabajamos en la actualidad con un modelo híbrido combinando la presencia en la oficina con el teletrabajo varios días a la semana, manteniendo la misma profesionalidad, ganas y espíritu creativo que siempre. En definitiva, en un momento en el que la pandemia parece dar sus últimos coletazos pero todavía está inconclusa el presente para muchas compañías pasa por adherirse a este modelo híbrido de trabajo.