Las claves sanitarias de la semana: «Una salud», otra vez en el centro del debate

Las claves sanitarias de la semana: «Una salud», otra vez en el centro del debate
20 mayo, 2022 Berbes Asociados

Esta semana ha habido un poco de todo en el ámbito sanitario: la llegada de caras nuevas, proyectos normativos relacionados con la salud que han ocupado la mayor parte del debate público y hasta una nueva y amenazante epidemia. En fin, lo que hace unos años era el resumen de varios meses del sector, en 2022 se despacha en siete días.

Viruela de los monos

Ha llegado a España la penúltima amenaza de salud pública: la viruela de los monos o monkeypox. Se trata de una enfermedad infecciosa caracterizada por un llamativo exantema e intensas molestias, letal hasta para el 10% de los pacientes que, de momento, se ha detectado en hombres que tienen sexo con hombres, aunque, sobre el papel, puede contagiarse a cualquier persona. Ha llegado desde África, con escala en Reino Unido, y los expertos han constatado que puede haber transmisión comunitaria. Un ejemplo más de la importancia del planteamiento “One Health”, una salud, por la interrelación de las enfermedades de humanos y animales, que cada día es más evidente.

Relevo sanitario en la Comunidad Valenciana

Epidemias tipo Stephen King aparte, la semana pasada terminaba con cambios en el Gobierno autonómico del valenciano Ximo Puig. La que ha sido consellera de Sanitat Universal durante los últimos cuatro años (antes, durante y después de la Covid-19) y, por tanto, una de las más longevas en el cargo, Ana Barceló, dejaba su cargo para convertirse en nueva síndica del PSPV-PSOE en las Corts valencianas. Le ha dado el relevo el Dr. Miguel Mínguez, jefe de servicio de Digestivo del Clínic de Valencia e independiente, pues no milita en ningún partido. Mínguez aumenta el cada vez mayor listado de responsables autonómicos de sanidad que a su vez son profesionales sanitarios, una opción que va camino de convertirse en unánime en España.

Dolor físico, dolor económico

Pero lo que ha acaparado el debate político-sanitario en los últimos días ha sido el proyecto normativo con el que el Ministerio de Igualdad quiere modificar la ley de interrupción del embarazo y, de paso, incluir algunas pinceladas que generan opiniones encontradas. Es el caso de la baja laboral por dismenorrea o dolor menstrual, una novedad que para muchos no lo es, ya que cualquier dolor incapacitante puede ser susceptible de que un médico de Atención Primaria dicte la correspondiente incapacidad temporal. La diferencia es que a partir de ahora será la Seguridad Social quien se haga cargo, aunque es difícil cuantificar qué coste tendrá la medida. En países como Japón está vigente desde 1947, pero apenas se emplea por parte de las trabajadoras. Lo que no costará un euro al erario público será la reducción del IVA de productos de higiene femenina, una promesa electoral de varios partidos, entre ellos el PSOE. Se anunció como parte de la ley, pero Hacienda, finalmente, lo ha vetado.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.