Respuestas sanitarias a la ‘España vaciada’

Respuestas sanitarias a la ‘España vaciada’
25 mayo, 2022 Berbes Asociados

La transformación del sector salud, acelerada por la llegada de la pandemia, se ha convertido en una aliada estratégica para la ’España vaciada’ en la era postcovid. Según un estudio de la Fundación BBVA e Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas, entre el 2000 y el 2018, el 63,1% de los municipios y 13 provincias perdieron habitantes, una tendencia al alza desde mediados del siglo XX. En este contexto, el papel de los médicos de Atención Primaria adquiere, si cabe, más relevancia para garantizar el acceso a una sanidad de calidad en las zonas rurales.

La Encuesta Sobre la Situación de la Profesión Médica en España realizada por la Organización Médica Colegial de España (OMC), el Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM) y la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM) calcula que el 7% de los médicos de nuestro país trabaja en municipios de menos de 5.000 habitantes, lo que supone que casi 3.000 médicos de Atención Primaria trabajan en condiciones de difícil accesibilidad.

A pesar de las dificultades que trajo consigo el SARS-CoV-2 y que se mantienen presentes hoy día para pacientes y también para profesionales sanitarios, la pandemia ha acelerado el desarrollo de incipientes proyectos de digitalización sanitaria y con ello grandes ventajas que parecen haber llegado para quedarse e incluso para expandirse. Sanitarios y sociedad general han acogido esta digitalización de manera natural motivando la llegada de numerosas iniciativas que pretenden sacar el máximo partido a sus posibilidades.

Una de ellas es la iniciativa Gen-Rüral, que tiene como objetivo acercar el conocimiento en el área del dolor a los médicos rurales, una manera de estar más próximos a la medicina rural, dotando de herramientas y formación a aquellos profesionales sanitarios que suelen trabajar en circunstancias de aislamiento y escasez de medios.

La situación vivida en torno a la pandemia de Covid-19 ha propiciado un aumento del dolor en más del 60% de las personas que padecen dolor crónico. Estos pacientes tienen dificultades para recibir un abordaje correcto de su patología y la tecnología les ofrece la opción de mejorar su manejo y la coordinación multidisciplinar de todos los agentes sanitarios implicados. En este sentido, la formación continua de los profesionales sanitarios implicados es clave para mejorar la calidad asistencial de los afectados y sus familias.

En los 25 años de historia de BERBĒS hemos asistido como agencia a una transformación digital sin precedentes que poco a poco ha ido expandiéndose al mundo rural facilitando la construcción de un modelo de sanidad sostenible.