Primera semana de nueva normalidad

Primera semana de nueva normalidad
26 junio, 2020 Vanesa García

Primera semana de la “nueva normalidad”

Finaliza la primera semana “normal” en España desde principios de marzo. Después de que decayera el estado de alarma, el pasado domingo España entró en ese territorio desconocido de la “nueva normalidad”, que ha traído terrazas llenas y mascarillas, y no se sabe si también nuevas tendencias políticas y sanitarias.

Real Decreto-ley de nueva normalidad

Por ejemplo, no sabemos si los grandes acuerdos volverán a la sanidad y a la política. Porque, después de semanas de máxima crispación en el Congreso, donde cada 14 días se aprobaban prórrogas del estado de alarma in extremis, el Real Decreto-ley de nueva normalidad se ha convalidado esta semana con el apoyo masivo de la cámara, PP incluido. Bien es verdad que su contenido más relevante es la obligatoriedad de las mascarillas y la distancia interpersonal, algo a lo que ya deberíamos habernos acostumbrado, pero eso no significa que sea una norma menor. De hecho, estará vigente hasta que “el Gobierno declare de forma motivada el final de la crisis sanitaria”, por lo que es previsible que nos acompañe aún mucho tiempo.

Presidencia del Eurogrupo

También ha conseguido el Gobierno el consenso del principal partido de la oposición para la propuesta de la ministra de Economía, Nadia Calviño, como candidata a presidir el Eurogrupo. Lograr que sea elegida sería un éxito para muchos: para nuestro país, que nunca ha presidido este organismo; para el Gobierno, que además evitaría fricciones entre los dos partidos de la coalición; y para la propia interesada, que a buen seguro prefiere este puesto que continuar como la principal responsable de la Economía del país que, según el Fondo Monetario Internacional, será el más golpeado por las consecuencias económicas de la pandemia dentro de los desarrollados.

Mapa de rebrotes

Por lo demás, el mapa de la desescalada esta semana se ha sustituido por el de los rebrotes. Si en el anterior se buscaba la propia ciudad o región con ilusión, en este se hace con miedo, esperando encontrar los casos de Covid-19 lo más lejos posible. Y con más miedo aún, quizá, dentro de unos días, cuando, el 1 de julio, se abran definitivamente las fronteras de la UE. A estas alturas, los 27 aún no han decidido si vetarán a países como EE UU o Brasil, donde se ha desplazado el epicentro de esta pandemia que ahora está gestionada por políticos como Donald Trump o Jair Bolsonaro. A este último, un juez le ha tenido que ordenar usar mascarilla en público