El poder de las redes sociales en el sector salud

El poder de las redes sociales en el sector salud
31 octubre, 2019 Vanesa García

El entorno digital y el sector salud avanzan cada vez más unidos, casi el 90% de los pacientes consultan sus síntomas en Internet antes que acudir a su propio médico. El 41% de los menores de 55 años realizan investigaciones en línea sobre la dosis y los efectos secundarios. Además, uno de cada seis reconoce que diagnosticaron o trataron una condición médica por su cuenta. Son datos del estudio realizado por Research C, que refleja las oportunidades que existen para que las organizaciones utilicen este canal con el fin de informar sobre patologías concretas.

Mediante las redes sociales se pueden difundir campañas que consigan cambios en la conciencia, comprensión, percepción, comportamiento y recomendación del público. Además, se pueden conseguir resultados más productivos en cuestiones de visibilidad, impacto, reducción de costes o flexibilidad que una campaña puramente offline.

El valor del contenido promocional

Uno de los errores más comunes a la hora de lanzar una campaña digital es primar el contenido orgánico, es decir, aquel que no involucra ningún coste, por encima del promocional. Como el alcance orgánico está limitado al 1-4% de los seguidores, es necesario que la estrategia de contenido contemple publicidad, no solo para aumentar este alcance sino también para:

Alcanzar a nuevos usuarios mientras mejoras el engagement (grado de implicación emocional) con los seguidores actuales
Incrementar la visibilidad de la campaña online (SOV) en comparación con sus competidores o el sector
Llegar de manera efectiva a la audiencia objetiva, gracias al poder de la segmentación, y aumentar en número de seguidores
Aumentar el tráfico a los canales propios y ganados
Mejorar la visibilidad y crear conciencia

A la hora de crear la estrategia es importante establecer el presupuesto y la duración. Los algoritmos de las redes sociales están diseñados para campañas de larga duración, idealmente de 8 a 12 semanas, y limitar las campañas cortas a eventos sensibles al tiempo. Por lo que se refiere al presupuesto, este tiene que ser suficiente para alcanzar del 40 al 60% de la audiencia establecida.

La suma de un todo

Debido a los continuos cambios en los algoritmos de las diferentes plataformas sociales, patrocinar los posts es la única manera de garantizar el alcance, y debería ser el foco de la campaña, complementado con el contenido orgánico. La clave reside en encontrar el equilibrio entre los dos.