La salud del planeta está en juego

La salud del planeta está en juego
5 diciembre, 2019 Vanesa García

Madrid capital mundial contra el cambio climático

Cuando lean estas líneas, a Greta Thunberg le faltarán unas horas de tren para llegar a Madrid, que estos días ejerce como capital mundial contra el cambio climático, con la cumbre COP25. Este asunto viene a colación en el análisis del sector sanitario de BERBĒS porque, como recuerda la Organización Mundial de la Salud (OMS), el calentamiento global es uno de los nuevos desafíos a los que se enfrentan los sistemas sanitarios.

Previsiones para 2050

La OMS estima que entre 2030 y 2050 el cambio climático provocará alrededor de 250.000 fallecimientos adicionales al año. Las zonas con malas infraestructuras sanitarias, en su mayoría en países en desarrollo, serán las que tengan más difícil prepararse ante esos cambios y responder a ellos. En este contexto, la salud ha tenido esta semana un papel protagonista en los primeros días de la COP25. Así, la ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, participó el pasado martes, en el marco de la cumbre, en el acto “Invertir en acción climática para la salud: reducir las emisiones, limpiar nuestro aire, salvar vidas”. En este evento (en el que también participó Arnold Schwarzenegger, mediante un vídeo en el que insta a ser “terminators” frente al cambio climático), Carcedo aseguró que “la respuesta de nuestra generación ante el desafío del clima será juzgada por la historia”. Para que la historia juzgue bien a los responsables españoles, anunció para los “próximos meses” un Plan Nacional de Salud y Medio Ambiente elaborado entre distintos ministerios, los gobiernos autonómicos y expertos en la materia.

La ministra hizo el anuncio a pesar de que aún es una incógnita si finalmente habrá Gobierno y quién estará al frente de los distintos Ministerios. Quizá considera que, dada la emergencia climática, este Plan debería llevarse a cabo incluso con el Gobierno en funciones.

Consejo Interterritorial

Y es que trabajar en funciones ya se ha convertido en algo rutinario para los responsables sanitarios. Esta misma semana han celebrado un “mini Consejo Interterritorial”. Eso sí, vía telemática, quizá por la huella ecológica que generan los desplazamientos de los consejeros. En esta reunión probablemente se comentó el futuro Plan de Salud y Medio Ambiente, pero el punto central del orden del día fue el reparto anual de 2 millones de euros para “mejoras en los sistemas de información”. Celebrar el Interterritorial era urgente, pues si no se aprueba en Consejo de Ministros antes de final de año, los fondos no llegan. Y para ello tiene que dar el visto bueno previo este órgano. Los consejeros y la ministra ya aprovecharon la reunión para incluir la vacuna del rotavirus en el calendario para bebés prematuros. Una buena manera de cerrar este 2019, a la espera de movimientos en el sector.