Las claves sanitarias: ¿últimas semanas con el virus?

Las claves sanitarias: ¿últimas semanas con el virus?
1 abril, 2022 Berbes Asociados

Esta semana sanitaria podría considerarse la última de la pandemia, al menos, de la pandemia oficial: los casos de Covid-19 se van a dejar de contabilizar, han desaparecido las cuarentenas para asintomáticos o casos leves y sólo se harán test diagnósticos a colectivos de riesgo. A estas alturas, sin embargo, todos nos hemos acostumbrado a los retrocesos tras un paso al frente en la gestión de esta crisis. Sobre todo, con las imágenes que llegan desde China, que recuerdan a lo vivido hace dos años, con ciudades de millones de habitantes confinadas por casos de SARS-CoV-2.

Vestigios pandémicos en el Congreso

Mientras se comprueba si es posible gripalizar, como pretenden las autoridades, y parece que las mascarillas en interiores tienen los días contados (la próxima semana se estudiará este tema en el Interterritorial de Toledo, según ha adelantado el presidente de Castilla-La Mancha), hay espacios en que las restricciones anticovid persisten. Medidas de seguridad para unos, “teatro pandémico para otros”. Del mismo modo que algunos bares o restaurantes se resisten aún a ofrecer la carta en formato físico, por motivos relacionados con la transmisión del virus, pero no muy bien aclarados, en el Congreso de los Diputados, el pasillo del edificio antiguo sigue con medidas covid que básicamente consisten en restringir el acceso a los periodistas. Ya hay algunas voces que han empezado a reclamar que, si desaparecen las restricciones, sus señorías actúen con coherencia también en el Parlamento, y no se utilice la posibilidad de contagio para alejar a los informadores.

La poco deseada Consejería de Sanidad en Castilla y León

Y una semana después, aún no hay Gobierno ni, por tanto, consejero de Sanidad nombrado en Castilla y León. Estos días se ha sabido que Vox rechazó asumir esta Consejería. Pese a su peso político y presupuestario dentro de la Comunidad, el partido de Abascal consideró que era un riesgo de “quemarse” en plena fase postpandémica. Parece que, si antes el Ministerio de Sanidad era un castigo más que un premio para muchos políticos, la pandemia ha extendido esta sensación también a las Comunidades Autónomas.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.