Metaverso: una segunda realidad donde evadirnos y algo más

Metaverso: una segunda realidad donde evadirnos y algo más
14 septiembre, 2022 Berbes Asociados

Los profesionales de la comunicación que llevamos años desarrollando nuestra actividad todavía nos acordamos del gran salto cualitativo que dio nuestro día a día cuando pasamos de enviar las notas de prensa con diapositivas a los medios de comunicación por carta física a enviarlas vía email con las imágenes adjuntas. Sin duda, la inmersión de Internet en nuestra actividad profesional marcó un antes y un después en nuestras vidas.

Desde entonces, los cambios tecnológicos se han ido acelerando, tanto que muchas veces nos cuesta adaptarnos profesionalmente a los nuevos medios y canales cuando la realidad de Internet y la forma en cómo nos relacionamos con nuestros públicos ya ha cambiado.

Y cuando aún estamos inmersos en la gestión diaria de las identidades digitales, luchando por conseguir el mejor posicionamiento en los algoritmos de Google y de las redes sociales, aparece un nuevo activo digital que parece que va a revolucionar en unos años el mundo virtual tal y como lo conocemos: el metaverso.

Pero… ¿qué es el metaverso?

Según Fundéu, la voz metaverso se emplea en diversos ámbitos para referirse a mundos virtuales o alternativos.

En principio, el concepto se dio a conocer por la palabra: “Ciberespacio” en la novela “Neuromancer” de William Gibson, escrita en 1984. Pero no fue hasta 1992 que el novelista de ciencia ficción Neal Stephenson, acuñó el término “metaverso” en su novela “Snow Crash”, para describir un mundo virtual, donde el protagonista Hiroaki Hiro, repartidor de pizza en el mundo real y príncipe guerrero (samurái) en el metaverso, relata sus aventuras y desventuras dentro un nuevo submundo virtual.

Un metaverso es un mundo virtual/digital que actúa como una metáfora el mundo real, donde el usuario interactúa mediante un avatar a través de un dispositivo de realidad virtual que le hace creer que realmente está inmerso en él, interactuando con todos sus elementos y eliminando las limitaciones físicas impuestas por el mundo real. Es como teletransportarse a otro mundo mediante dispositivos de realidad virtual u otros complementos que permiten interactuar dentro del ecosistema.

En principio, lo que se pretende es crear un universo paralelo al que tenemos delante de nosotros. Es decir, un mundo en el que alguien pueda desenvolverse sin necesidad de moverse de casa, simplemente con unos cuantos gadgets de hardware, una conexión a Internet y un proveedor de metaverso.

Muchos de vosotros estaréis recordando Second Life, un intento de metaverso que murió de éxito (demasiada tecnología para los equipos de la época, sin capacidad suficiente de procesamiento). Y sí, tiene que ver, y mucho. Pero eso sí: los espacios virtuales se han hecho enormes, hay auténticos modelos de negocio detrás y mucho público con suficiente madurez tecnológica para poder ejecutar estrategias, incluso comerciales.

¿Cómo va a afectar el metaverso a nuestro día a día?

Evidentemente, la adopción de la nueva tecnología marcará también el ritmo de incorporación de las marcas, empresas e instituciones al nuevo escenario. Pero hagamos unas cuantas reflexiones en torno al mundo de la salud…

Antes de la pandemia, sólo el 43% de los centros sanitarios tenían la capacidad de proporcionar tratamiento a distancia a los pacientes. Hoy en día esa cifra asciende al 95%.

Sin duda, esto persistirá en el metaverso. Sin embargo, la realidad virtual -una tecnología clave que permite la inmersión de siguiente nivel que califica en parte a una plataforma o aplicación como parte del metaverso- abre todo un nuevo abanico de posibilidades.

Las exploraciones y pruebas se pueden realizar en un centro local, pero los datos se pueden transferir al especialista elegido de cualquier parte del mundo, por poner solo un ejemplo.

Nuestros gemelos digitales, es decir, nuestros avatares en el mundo virtual, pueden ser una copia exacta nuestra, y mediante los trajes hápticos podemos transmitir información valiosa de nuestro cuerpo a través de Internet y en tiempo real.

Otra parte del futuro de la sanidad gira en torno al concepto de “hospital virtual”. Se trata de un proyecto que se está desarrollando actualmente y que podría estar disponible como servicio en Estados Unidos próximamente.

Básicamente, se trata de un entorno hospitalario de realidad virtual, al que se accede a través de unos auriculares, en el que los tratamientos se centrarán en un primer momento en servicios de asesoramiento y fisioterapia.

Pero también se abren muchísimas posibilidades de formación y educación médica de alta inmersión, donde los estudiantes y aprendices podrían examinar la anatomía de un cuerpo humano en un entorno educativo de realidad virtual y las posibilidades de resolver problemas, fomentar la creatividad y crear espacios de aprendizaje son prácticamente ilimitadas.

Si los diferentes metaversos van a ser mundos paralelos, evidentemente todo lo que conocemos en la actualidad tendrá su traslación en este mundo virtual.

Las ruedas de prensa pueden ser virtuales (que ya las hay), las entrevistas, los medios de comunicación en el propio metaverso contará con periodistas con los que habrá que trabajar (que, sin duda, trabajarán a la par con los periodistas tradicionales y los de medios digitales).

En este contexto, no solo las empresas del sector salud, las instituciones, los organismos deberán tener presencia en el metaverso, como oficinas o centros de encuentro, sino que las agencias también lo tendrán, con sus propios avatares representados por personas reales.

En definitiva…

Vivimos tiempos apasionantes. Como ha sucedido a lo largo de la historia, la tecnología avanza más deprisa que el ritmo de adopción. La generación milenial llevará ventaja sobre las anteriores y será capaz de entender los nuevos escenarios y adaptarse más deprisa. Las anteriores generaciones, tardarán en entrar en el nuevo universo.

Las agencias, como BERBĒS, estarán allí, siempre a la vanguardia tecnológica, abriendo camino y ayudando a empresas, sociedades e instituciones a estar presentes, de la mejor manera posible, en cualquiera de los metaversos elegidos. Y, como consecuencia, apostando porque nuestras marcas ganen en Salud… virtual.

Por eso nosotros ya nos estamos formando e informando, realizando experiencias piloto, siguiendo de cerca la actualidad y ofreciéndote este eBook para que hagas una inmersión con nosotros, que te invitamos a descargar.

¿Nos vemos en el metaverso?

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.