No sólo el dinero da la felicidad…

No sólo el dinero da la felicidad…
22 junio, 2022 Berbes Asociados
personas en una oficina felices levantando los brazos

El salario emocional, sin duda, es uno de los grandes beneficios que promueve la felicidad en la empresa, haciendo que el profesional se sienta mejor tanto a nivel laboral como personal.

¿En qué consiste exactamente? 

Son todos aquellos beneficios no monetarios que una empresa ofrece a sus profesionales además de su sueldo a final de cada mes.

El concepto del salario emocional está revolucionando el panorama de los recursos humanos ya que estamos ante generaciones que le dan más valor a la conciliación de la vida familiar y laboral que a la retribución económica sin más. No obstante, todas las personas trabajan para tener la mejor compensación económica posible a final de mes.

Según un estudio de Harvard Business Review (HBR) realizado a 2.000 trabajadores de EE.UU., los beneficios más valorados a la hora de elegir un nuevo trabajo son la flexibilidad horaria y el “work-from-home options”.

Estos datos son especialmente relevantes para todas aquellas empresas que deseen reducir la rotación y el absentismo, mejorar su employer branding, e incluso implementar la felicidad en la empresa. El salario emocional juega un rol muy importante en estas tendencias que impulsan el cambio de trabajo, ya que satisface las necesidades del profesional a un nuevo nivel.

Algunos de los principales ejemplos de los beneficios no económicos por los que puede apostar una empresa son el horario flexible, la compatibilidad de vida personal y profesional, el teletrabajo, el buen ambiente laboral, la formación continua y promoción interna, Team Building, días libres y cumpleaños, beneficios sociales (cheques comida, guardería, etc.), cultura y valores de empresa acordes a los del trabajador, teniendo en cuenta las iniciativas y opiniones del equipo.

Las principales ventajas de adoptar este tipo de medidas son el bienestar psicológico que ayuda al profesional a tener niveles de estrés más bajos y un aumento del compromiso y motivación; reducción de la rotación y el absentismo; aumento de la productividad y competitividad y mejora de compensación para la empresa sin aumento de presupuesto.

En BĒ llevamos 25 años cuidando a nuestros profesionales e intentando adaptarnos a sus necesidades personales y laborales, poniendo en valor el salario emocional y creando así un buen clima laboral.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.